PRESENCIA POÉTICA

FOTO
Ana Duart.
Poemas basados en la experiencia personal de la lectura del evangelio

Evangelio Marcos 1, 1-8
 
¿Qué es el instante cuando la luz revela la divinidad?
Como tren que nos lleva a la belleza como término final.  
 
Viajera soy que me detengo para preguntar:
si la vida apenas es un lapso de tiempo,
¿quién soy,?            
        ¿qué es lo que deseo en primer lugar? 
------------------
Evangelio de Marcos 13, 33-37
 
¿Quién soy yo? 
 
Yo no soy mis sentimientos,
Yo no soy mis emociones,
yo no soy mis pensamientos...
 
Quítate etiquetas:
títulos,
     enseres,
           retratos...
Tú no eres ése  disfrazado de otro.    
 
Yo soy el que observa:
la danza de la vida
con la mente alerta por si llega mi amado.
-----------------
 
Evangelio de Mateo 25, 31-46
 
Sabía que era muy poco en comparación con el universo, 
                              apenas nada...
Sabía que estaba sumergida de cabeza en un caos abrumador.  
¿Existe algo a lo que podamos aferrarnos?    
Una sola cosa se erige como verdadera: 
                                   EL AMOR.  
Todo el resto:                  
             nada,                      
                vacío.
abismo negro,                  
           desolación.
--------------------------
Evangelio de Lucas
 
En negros muros, débilmente,
         arden claros sentimientos.
 
Deja que te toque con mis manos tibias
Deja que yo sane tus heridas.  
 
Dejarse tocar…
sentir cerca tu aliento;
                       volar… volar…
en un cielo abierto.
        felicidad:
        instantes sin horas
cuando Tú me hablas, cuando yo te siento…
 
--------------
 
Mateo 25, 1-13
 
Me gusta dar largos paseos por la ciudad,
mirar los rostros de las gentes:
                               alegrías, 
                                  esperanzas,
                                        dolor...
mundos rebosantes de voces y colores.
 
Me gusta contemplar los árboles de las largas avenidas
acogiendo con simpatía mi paso breve.  
 
Me gusta sentir la mirada de los niños que no juzgan,
                                                  no mienten.
 
Me gusta levantar la cabeza al cielo con súplica silente.  
 
Me pregunto si puedo aportar algo a este mundo herido por tantos
frentes,  
 
si sabré esperar con la alcuza preparada, 
                                      por si el Señor viene.  
 
------------------
Evangelio de Mateo 23, 1-12
   
¿Habéis probado la edad,
                        el tiempo,                                                     
                            la duda?  
¿Habéis estado hambrientos de abrazos
que no llegan?  
 
¿Habéis buscado en la noche oscura esa estrella
que lleva la imagen perdida?  
 
Sólo hay belleza en lo simple,
                          sencillo,
                               sincero...  
Sólo los otros nos salvan.
-------------------  
 
Evangelio de San Mateo 22, 34 - 4O
 
Mira profundamente,
estoy llegando a cada instante:   
 
para ser verdad que se vislumbre entre la niebla,  
para ser pan que sacie hambre de Vida,  
para ser medicina que cure las heridas,  
para ser paz, confianza, alegría.  
 
Y sobre todas las cosas, 
para ser amor que a todos 
con lazos invisibles nos envuelva. 
------------------
 
Mateo 22, 15-21
 
Profundidad - superficie,
amor -desamor,
vigilia - sueños,
sabiduría - ignorancia,
unidad - división...
Haz y envés de la moneda
que se funde en el amor.   
 
¿Podré levantarme algún día
y  mirar al mundo
a través de los ojos de Dios?  
 
Al despertar...
infinidad de espejos reflejan el paso 
de la oscuridad al rayo de sol.
 
-----------------
 
Mateo 11, 15-20
Y su voz se extendió por la tierra...
Se hizo silencio...
un silencio de ausencia,
un vacío de sombra y de muerte.
Oídos sordos ante la llamada
que invitaba al banquete.  
 
Salieron al camino,
en busca de miradas
que saborearan lo dado,
en forma de presentes:
mesa preparada, 
manjares, néctar, mieles...  
 
Todo se ofrecía
a aquellos que olvidando lo accesorio,
elegían la vida, la fuente.  
 
Cesó la algarabía,
un silencio sonoro 
envolvía el momento.    
 
---------------
Mateo 21, 33-43
 
Nuestro siglo nos ha traído:            
guerras,                  
hambre,                      
injusticias,
corrupción,        
bancarrota...
 
Se grita mucho,            
se escucha poco,
se piensa menos,            
demasiadas palabras
 
Aquellos que estamos viviendo
estos años de desierto,
se nos ha de preguntar,
¿qué hicisteis en ese tiempo?
--------------
 
Lucas 10,17-24
 
La luz iluminó desde lo alto la tierra,
derribando sombras, muros, fronteras,
para instalarse en el hondón del alma
de aquellos que buscaban la luz de esa estrella...  
 
Y una oración brotaba de sus labios:
gracias por el regalo que me entregas.

----------------

Juan 15, 1-11  

Mi hogar, 
         mi cueva…   
Un mar de estrellas ilumina la escena. 
Me zambullo en sus tranquilas aguas;
 aquí todo es Misterio, 
                            gracia… 
 
Salgo al exterior,
 llevo Tu Mirada, 
un gozo inmenso atraviesa el alma 
cuando otros ojos ven con mi mirada.  
 
Regreso de nuevo… 
mi hogar siempre va 
adonde yo vaya. 
 
Mi hogar, 
         mi casa… 

--------------------

LA TEMPESTAD CALMADA (Mateo 14,22-33) 

 
Camino hacia la otra orilla  
¿Quién soy me pregunto? 
                                  ¿Ola, 
                                        viento, 
                                               lluvia? 
 
Escucho desde los altares Tu voz poderosa:             
 
CAMINA HACIA LA OTRA ORILLA, 
             YO SOY QUIEN TE AGUARDA. 
 
El cansancio mengua, 
                      crece la esperanza 
 
A lo lejos se divisa Tu Silueta en la playa.

--------------------

EVANGELIO DE SAN MATEO (10, 37-42) 

Corre, ríe, canta, baila,
baila, amor, canta ríe,
amor, corre, corre, amor, ríe...  
¡Hay que decir SÍ a tantas cosas!
 
--------------
MATEO (10, 26-33)  
 
SI Tú todo cuidas,
si todo es Uno.
¿Cómo no hacerlo conmigo?   
 
No tengo miedo,
sólo preciso
que Tú me cuides,
sólo deseo ser:                  
                  UNA CONTIGO.
 
---------------------
11 de junio 2017  
 
San Juan (3, 16-18)  
Me alegro contigo
porque me siento amada…  
 
Ya podría yo tocar el sol,                      
                     vaciar el mar,
conocer todas las estrellas;      
 
si no me siento amada,
nada sin Ti,                
                nada,  
 
Ya podría yo  hacer dulce la sal,
pintar de azul la luz,
colorear la mañana;  
 
si no me siento amada,
nada sin Ti,                
                nada.  
 
Ya podría ser profeta del porvenir,
romper el aire,                      
                      el fuego,                                   
                                  la tormenta;  
 
si no me siento amada,
nada sin Ti,                
                nada.          
 
Me alegro contigo
porque me siento amada…
------------------------------------
 
Evangelio S. Juan (20-19-23)    
 
MI PAZ OS DOY…    
 
¿De qué paz me hablas?
Ausencia de pensamiento,           
          ausencia de verdad,                          
                         injusticia,                       
                    litigios,                           
                         guerras…       
          ¿Qué paz es ésa?          
 
LA PAZ ESTÁ
EN LAS COSAS PEQUEÑAS,
LAS QUE NADA PRECISAN
PORQUE SON ELLAS.  
 
LA PAZ ESTÁ
EN EL SILENCIO SAGRADO,
MÁS ALLÁ DEL TIEMPO                    
                   Y EL ESPACIO…  
LA PAZ ESTÁ
EN AQUELLOS QUE FLUYEN                          
                       CON LA VIDA,                            
                          LAS COSAS…  
MI FUERZA TE DOY,                               
                            NO TEMAS.
----------------------------  
Evangelio San Mateo (28,16-20)    
 
¿Qué he de hacer Maestro?  
 
El tiempo se acaba,
urge dar respuesta
a toda una vida
que pasé sin verla…  
 
Por favor,           
          dame Tu respuesta.  
 
Sólo Tu palabra puede señalarme
cuál es el camino                    
                  que hacia Ti me lleva.    
 
DENTRO DE TI
SE HALLA LA RESPUESTA .
ADELANTE…                       
                       MI PEQUEÑA.   
-----------------
Evangelio de San Juan (14, 15-21)
 
…PARA QUE VEAS EN TI
                          LA CERTEZA,
DE QUE YA ESTÁS EN EL OCÉANO
QUE HACE LARGO TIEMPO BUSCAS.
  
En el silencio…
me zambullo en aguas cristalinas
para sentir que no estoy sola;
soy Una con Todo.  

-------------

 Evangelio San Juan (14-12)      

YO SOY EL CAMINO…      
 
No temas,
sigue mis pasos:                
               camina,                    
                  goza,                      
                    sueña…      
No temas,      
      abrir los brazos al mundo      
      que tus palabras aguarda…        
 
No temas,
el desierto pasó,         
         camino de esperanza espera.        
 
La flor se abrió,           
            abundó la cosecha,  
un derroche de luz y alegría
atraviesa fronteras…        
 
YO SOY EL CAMINO…
YO SOY LA PUERTA…                                            

----------------

San Juan (16, 1-10)    

YO SOY LA PUERTA…                      
                     ENTRA.
   
Apenas girar el gozne,
suavemente,                
              con cautela.
   
YO SOY LA PUERTA…  
                      ENTRA.  
 
Tras la cancela
dos ángeles blancos custodian,
introducen y dan señas.      
 
El camino se inicia;
no estoy sola:             
              otras voces,                   
                   otras manos,
                       Tu Presencia…
a mi lado
por el anchuroso mar navegan…      
YO SOY LA PUERTA…  
                     ENTRA.
-----------------                           
 
Lc 24, 13-35 
 
Quédate con nosotros,
        porque ya es tarde”… 
Quédate,
     no te vayas;
hace frío
y la noche avanza. 
No nos dejes,
      no me dejes
el bagaje es pesado,
empinada la cuesta. 
Amor mío,
        junto a ti
todo es sencillo,
                    claro;
brillan estrellas. 
Dame tu mano,
caminemos juntos
               por desiertos,
                               oásis,
                altas cimas,
                               veredas 
Quédate con nosotros,
porque ya es tarde”…

----------------------------

EVANGELIO DE SAN JUAN (20,1-9)

       
Morir, volver a vivir de nuevo.  
Atravesar noche oscura,                         
                         andar,
desandar desiertos…
penetrar en los abismos
siempre en busca de lo eterno.              
 
Morir, volver a vivir de nuevo.        
 
Desiertos que son oasis,           
          luz que penetra el Misterio,                               
                vacíos que ya están plenos,
pérdidas que son encuentros.  
 
Allí estabas Tú,               
              radiante…                       
                     esperándome.
------------------------------
MATEO (26, 14-27, 66)  
     
“DIOS MÍO,           
            DIOS MÍO,
¿POR QUÉ ME HAS ABANDONADO?    
 
Largo es el camino…
se cierran fronteras;                      
                      frío,                        
                         hambre,                           
                             cansancio;
tejidas de espinos están las fronteras.    
 
“DIOS MÍO,           
            DIOS MÍO,
¿POR QUÉ ME HAS ABANDONADO?    
 
Los niños entre barro juegan,
ausencia de comida,
ausencia de hogar,
pan que no llega;
desierto en las almas,
desierto y ceguera.    
 
“DIOS MÍO,           
            DIOS MÍO,
¿POR QUÉ ME HAS ABANDONADO?    
 
…Y su grito expande,    
   y el viento lo lleva…
ruido en las calles,
luces y verbena             
            entre mar de niebla.  
-------------
EVANGELIO JUAN 11        
Todo es posible para el que busca,
todo es posible para el que cree…  
 
RESURECCIÓN.  
 
No importa el espacio,
no importan los errores,
las heridas que la vida causó.  
 
Todo es posible para el que busca,
todo es posible para el que cree…  
 
RESURRECCIÓN.  
 
Tu palabra resuena
a través de la vida,
a través del encuentro,
a través del amor.  
 
Todo es posible para el que busca,
todo es posible para el que cree…  
 
RESURRECCIÓN. 
 
-----------------------------------
DÍA MUNDIAL DEL AGUA, 22 DE MARZO      
 
TENGO SED,…              
            DAME DE BEBER.  
A través de la selva
dos mujeres caminan descalzas…
en busca de agua.  
TENGO SED…              
             DAME DE BEBER.  
A través de grandes avenidas,
caminan los hombres con sed:
                                        de amor,
                                           alegría,
                                               esperanza                                                                        
TENGO SED…              
             DAME DE BEBER.  
¿Dónde encontrar ese manantial que siempre mana?
Sed de agua…              
             sed del alma…
---------------------------------------
EVANGELIO JUAN 9    
 
¡SEÑOR, QUE VEA!  
El cielo oscurece,
perdí las señas.  
 
Largo camino…
empinada cuesta,
y sigo sin ver,
esa es la tragedia.  
 
En la oscuridad,
apenas se vislumbra
un mundo que agoniza:
hambre en la tierra,
hambre en sus hijos,
injusticia,         
      guerras…
ocultos quedaron tras la ceguera.  
 
¡SEÑOR, QUE VEA!
--------------------------
EVANGELIO DE SAN JUAN (4, 5-42)        
 
Tengo sed,           
          dame de beber…  
La primavera se acerca,
el sol refulge en el cielo,
ya se seca la garganta,
ya el sudor envuelve el cuerpo.  
 
Tengo sed…  
 
Otra estación en mi vida,
siempre con igual deseo…
y la sed sigue gritando,
en busca de manantial
que amortigüe nuestro empeño.  
 
Dame de beber…
Muéstrame el camino nuevo,
que me dirija a esa fuente
donde saciar para siempre,               
              el ardor de este deseo.  
Tengo sed,          
          dame de beber…
-----------------------
Mateo (5, 43-48)  
 
AMARÁS A TU PRÓJIMO    
Amarte a ti,          
        es amarme a mí;
sin complacencias.  
Al encontrarte
expresé mis sentimientos:
Él, mi Dios, no me habla desde el cielo,
me habla por boca de los hombres.  
¿Qué haría yo sin tu encuentro?
Sólo voz en desiertos.  
-------------------------
Mateo (4, 1-11)
Desperté conmovida:
en mis sueños la vida pasada,
en mis sueños la vida no vivida.
Recuerdos…
              pesares…
momentos dispersos
cuando fue necesaria la escucha.
El tiempo se funde
y oigo en cada esquina
tu voz portentosa,
que invita a seguir camino
             sin volver la vista.
Si no amé bastante,
            si anduve perdida,
me queda presente
            para amar sin medida.
----------------------------
San Mateo (6, 24-34)      
 
Cuando te conocí,
buscaba...          
         buscaba...
en río sin corriente,
en manantial seco.  
 
La inquietud, el temor,
hacían presa mi mente,                            
                           mi cuerpo.  
 
Cuando te abrí la puerta
en mi vida entró:                  
                  paz,                      
                      verdad,                          
                           sosiego...  
 
Que ya poco importa              
          aquello que termina con el tiempo,
Sobre roca firme
coloqué aquello que no muere..  
-------------------------
EVANGELIO DE SAN MARCOS (9, 2-13)   
 
¿Recuerdas? 
 
Recuerdo aquella tarde,
iba caminando por la orilla...  
Corazón cansado,
alma ensombrecida...  
 
De pronto             
            Te vi...
vestido con blanca túnica,
un pan en las manos              
            y una dulce sonrisa.  
Hacia mi venías...                    
                     y un halo de luz
envuelto en la brisa,
inundó mi vida.  
Nunca olvidaré aquel día...
----------------------------------
San Marcos (8, 1-10)
 
CON-PASIÓN 
 
Con-pasión se estrena la mañana,
por todas partes se escucha
             la voz del alma.
Con-pasión
abres los brazos,
                        amas…
Con-pasión
entregas:
            pan y palabra.
Con-pasión
nos arrullas en las noches
                         sin calma…
Con-pasión
señalas caminos
                      de paz,
                           esperanza…
Con-pasión,
al oído, despiertas:
hoy,
      aquí,
            ahora.
Presente es gracia.
 
--------------------
Sal…
      luz del mundo…
a una tierra que perdió:
                     su sabor,
      su mirada en el ruido.
Ser sal…
      ser luz del mundo…
aunque sea penoso el ascenso,
aunque sangren los pies
entre abrojos y espinos.
 
Allá en la cima
      el aire es más puro,
                            más limpio.
Sal…
      luz del mundo…
 
Mateo (5,13-16)
-------------------------
Salieron de su tierra        
      sin alforja,                   
            sin talega,                
            sin sandalias.  
Soledad,       
      hambre,                
            miedo,
en la travesía por compañeros.  
 
Se hablaba, se hablaba…
pero corazones y puertas
no se abrieron.  
 
Salieron de su tierra huyendo:  
      de la guerra,  
            la miseria,
                  el desconsuelo.    
Lc. 10, 1-9
------------------
Día de descanso,
silencio…
sed de ser…  
 
Voces y susurros,
unidad en lo diverso
se alzan por doquier.  
 
El sol aparece       
       y pueblan las calles,
distintos lenguajes,      
       distintos colores de piel.  
 
Los ojos sonríen,        
       los niños juegan…
              todo está bien.  
 
-Mi casa es la tuya,
-tu casa es la mía.  
   
1 Cor1, 10-13;17
--------------------------------
Por ello te escribo…
para contarte lo que me pasa: 
 
Hay días grises porque no te siento,
                                   vivo aislada…
 
Otros, en su latidos,
                            el corazón salta.
Salgo a la calle,
                     enamorada…
y en las miradas que cruzan
existe un decir secreto que inunda el alma.
 
-Dame tu paz,
           -te doy mi paz.
-Dame tu gracia,
          -te doy mi gracia.
 
1ª CARTA DE S.PABLO A LOS CORINTIOS
--------------------
Allí,    
nada veo.  
Allí,    
nada entiendo.  
Se abrieron los cielos
y una luz intensa invadió el espacio...  
 
El  Espíritu irrumpía en aquel silencio:
alégrate, eres mi amor eterno.