19ª Semana del Tiempo Ordinario

FOTO

EVANGELIO ORADO 

Lunes, 14 de agosto

“Ellos se pusieron tristes” (Mt 17,23)

Jesús habla claramente a los suyos. No les esconde la muerte porque no les esconde la vida. Saca a la luz el misterio hondo de todo ser humano. ¿Qué experiencias dejan en tu corazón un poso de tristeza? Míralas todas con la mirada de Jesús resucitado.

Entra, Señor, en mi corazón por sus heridas, y hazlo florecer.

Martes, 15 de agosto

LA ASUNCIÓN DE LA VIRGEN MARÍA

“El Poderoso ha hecho obras grandes por mí” (Lc 1,49)

María es la mujer de la alabanza. Sale a la plaza y cuenta y canta su experiencia de Dios. Le ha fascinado la belleza de Dios, el poder de Dios a favor de los últimos. Dios ha estado grande con ella. ¿Qué te gustaría contar a los demás de lo que Dios ha hecho en ti? Busca momentos y personas y comparte tu fe.

Gracias, Señor, por las canciones de María. Gracias por las canciones que haces brotar en mí. Gracias por las músicas que haces resonar en la humanidad. Gracias, Señor.

Miércoles, 16 de agosto

“Donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” (Mt 18,20)

Jesús vive en la comunidad y nos asegura su presencia cuando nos reunimos en su nombre para tomar decisiones. Cuida en tu interior la certeza de que el Padre siempre escucha la oración que haces con tu hermano/a.

Abre mi corazón a tu amor. Abre mis ojos a tu Luz. Abre mis manos a mis hermanos/as.

Jueves, 17 de agosto

“No te digo que perdones hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete” (Mt 18,22)

Desde la experiencia que tiene Jesús del Dios derrochador de perdón dice: Quien no perdona al hermano no tiene capacidad para experimentar el amor de Dios. Acostúmbrate a dedicar unos minutos, antes de dormirte, a perdonar. Este ejercicio diario amasará en ti, cada noche, la sonrisa que estrenarás por la mañana.

Contigo, es posible. Contigo, es posible perdonar. Contigo, es posible perdonar siempre. ¡Gracias por hacer posible lo imposible!

Viernes, 18 de agosto

“Y serán los dos una sola carne” (Mt 19,5) 

Las discusiones que hay en el ambiente sobre los más diferentes temas las afronta Jesús desde la novedad del proyecto creador del Padre. Cuando todo parece que no tiene salida, Jesús abre caminos de vida y de comunión honda. Procura mirar esos temas que están cada día en el candelero y sobre los que la gente discute, con la luz del Espíritu, con la novedad que trajo Jesús, con el proyecto bonito que tiene el Padre para toda la humanidad. 

Tú siempre tienes proyectos de comunión. Ser dos una sola carne.  Vivir en comunión. ¡Cuántas realidades pueden reflejar tu rostro!

Sábado, 19 de agosto

“No impidáis a los niños acercarse a mí” (Mt 19,14)

¿Con qué tono diría Jesús estas palabras? ¿Con pena? ¿Con lástima? ¿Cómo reproche? Jesús es de todos, pero primero de los más pequeños. El reino es para todos, pero primero para los más pequeños que siempre están sirviendo. Presta atención a la gente que rodea. Escucha las voces de los que casi no tienen voz. Haz sitio a los que casi nunca tienen sitio. Da valor a los que casi nunca lo tienen.

Perdóname, Señor, por las veces que no dejo sitio a los pequeños. Enséñame a mirar el mundo desde los pequeños.

Documentación: 19ª SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO