11 Semana del Tiempo Ordinario

FOTO

 EVANGELIO ORADO

Lunes, 18 de junio  

“No hagáis frente al que os agravia” (Mt 5,39)  

Jesús enseña a sus amigos a interrumpir con la no-violencia la espiral de la violencia. Sonríe una y otra vez; es una excelente manera de desarmarte y de salir al encuentro.

Sé que tú me amas. Con eso me basta.

Martes, 19 de junio

“Amad a vuestros enemigos y rezad por los que os persiguen” (Mt 5,44)

La comunidad cristiana aprende cada día esta enseñanza novedosa y revolucionaria: abrir las puertas a todos, también a los enemigos. Reza hoy por tus enemigos; al final del día llevarás algo menos de peso en tu mochila.

Ayúdame a poner amor donde no lo hay, haz nacer en mi corazón la plegaria por mis enemigos.

Miércoles, 20 de junio

“Entra en tu aposento, cierra la puerta y reza a tu Padre” (Mt 6,6)

En la interioridad, sin ruido de palabras y a solas, enseña el Espíritu el camino de la oración. Busca un lugar silencioso y habla con el Dios que habita tu corazón.

Oigo en mi corazón: Buscad mi rostro. Tu rostro buscaré, Señor.

Jueves, 21 de junio

“Padre nuestro” (Mt 6,9)

Este es el regalo que nos hace Jesús: poder tratar de amistad con quien sabemos que nos ama. Vístete hoy con el traje de fiesta de la fraternidad. A tu Padre le gusta verte llegar dando la mano a muchos hermanos.

Padre nuestro, Padre de todos, líbrame del orgullo de estar solo.      

Viernes, 22 de junio

“Donde está tu tesoro, allí está tu corazón” (Mt 6, 21)

Jesús invita a sus discípulos a no dejarse atrapar por las riquezas de este mundo. El verdadero tesoro es entrar en el Reino, estar  a favor del proyecto de Jesús, que no es otro, sino que el ser humano viva.

Abre mi corazón a tu Gracia y abre mis manos a quienes viven a mi lado.

Sábado, 23 de junio

“Buscad el reino de Dios y su justicia; lo demás se os dará por añadidura” (Mt 6, 33)

Los afanes y preocupaciones de la vida cotidiana deben ser algo secundario en los discípulos, porque el Reino de Dios es lo más importante en su vida. Así es posible vivir la confianza en el Padre que cuida de todos sus hijo/as.

Padre, me pongo en tus manos, dame lo necesario para vivir el hoy de cada día.  

Escucha este Evangelio acompañado de una canción y palabra de los Místicos, descargando la Aplicación: Evangelio orado  

Documentación: 11 SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO