18 Semana del Tiempo Ordinario

FOTO

 EVANGELIO ORADO

Lunes, 6 de agosto  

LA TRANSFIGURACIÓN DEL SEÑOR  

Se transfiguró delante de ellos” (Mt 17,2)  

Jesús muestra en el monte a sus discípulos el destino de los hijos de Dios. La última palabra la tiene la luz; ante ella, la oscuridad retrocede avergonzada Contempla un icono. Mira el rostro de Jesús iluminado. Dedica unos momentos a contemplar la luz en las personas que te rodean.  

Pon tu luz en mis ojos, Señor, que no sé andar por los caminos, si Tú no estás conmigo y me guías. ¡Gracias por tu luz, Jesús! ¡Gracias por todos los que brillan como Tú!  

Martes, 7 de agosto  

“Después de despedir a la gente, subió al monte a solas para orar” (Mt 14,23)  

Para Jesús, más allá de todo, está el Padre. No trata de rumiar en su interior los éxitos, sino de descalzarse de todo ruido para estar a solas con su Padre. Acostúmbrate a tener todos los días un momento así. Déjalo todo, deja a todos, y en silencio abre tu corazón al Padre. 

En tu Fuente, quiero beber, Señor. En esa hondura, Tú recreas mi agua. Y mañana, ¡de nuevo a ser fuente en medio de las gentes!  

Miércoles, 8 de agosto   

“Mujer, qué grande es tu fe: que se cumpla lo que deseas” (Mt 15,28)  

¡Qué insistencia la de esta mujer! Pide, vuelve a pedir, insiste. Deja una y otra vez que se asome su deseo hondo y se haga presente en sus palabras de fe.   Procura que tus palabras no vayan más allá de la verdad que hay en tu corazón, pero procura poner tu corazón en lo que le dices a Dios y en lo que dices a los demás.  

Asomo ante ti, Señor, mi corazón, te miro y espero tu compasión.    

Jueves, 9 de agosto  

SANTA TERESA BENEDICTA DE LA CRUZ, EDITH STEIN  

“Quítate de mí vista, Satanás, que me haces tropezar” (Mt 16,23)  

Pedro no entiende el camino de la cruz. No sabe estar cerca de Jesús en este momento. Al querer para Jesús el poder y la gloria en sentido humano lo expone al tropiezo.   Fíjate en la debilidad de las personas que quieres: enfermedades, fracasos, situaciones difíciles. Ten cuidado de lo que les dices. Ser para ellos una eucaristía es la mejor forma de ayudarles.  

¿Qué tendré que decir a mis hermanos, Señor, para no hacerlos tropezar? Pondré mi luz, la que Tú me has dado, en su oscuridad. ¡Gratuitamente!

"Quien busca la verdad, sea o no consiente de ello busca a Dios"... "Cuanto más oscuro se vuelve aquí todo para nosotros, tanto más tenemos que abrir el corazón a la luz que viene de arriba"... "En el signo de la cruz, venceremos… se vean o no los frutos" (Edith Stein).  

Viernes, día 10 de agosto  

SAN LORENZO  

“Si el grano de trigo muere, da mucho fruto” (Jn 12,24)  

No se produce vida sin dar la propia. La creatividad y la belleza nacen de la entrega de la vida. Amar es darse. Pasa un momento junto a Jesús.   Pon tu vida en sus manos. Confíale tu vida. Dásela.  

¿Cuándo aprenderé, Dios mío, a hacer de mi vida una ofrenda a Ti y a mis hermanos?  

Sábado, 11 de agosto  

“Señor, ten compasión de mi hijo” (Mt 17, 14).  

Un hombre necesitado se acerca a Jesús con una actitud de fe: le llama Señor y se postra ante él. Jesús recrimina a sus discípulos la falta de fe-confianza en su Amor.   La fe escondida en lo pequeño y en los pequeños es más fecunda que estar previendo catástrofes. Pide tú también la pequeña semilla de la fe, a Dios Padre, para el que nada es imposible.  

Señor en ti confío. Te alabo y te bendigo por tu gran bondad.   

Escucha este Evangelio acompañado de una canción y palabra de los Místicos, descargando la Aplicación: Evangelio orado  

Documentación: 18 SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO