31 Semana del Tiempo Ordinario

FOTO

 EVANGELIO ORADO

Lunes, 5 de noviembre  

“Cuando des un banquete invita a los pobres...” (Lc 14, 13)

La propuesta de Jesús es claramente subversiva. En su tiempo, los enfermos y los lisiados estaban excluidos no sólo de la vida social sino también del Templo. Frente al interés personal, Jesús proclama que la generosidad con los pobres, sin esperar ser correspondido, es uno de los valores del reino. Esta tendencia es de todos los tiempos y culturas, por lo tanto también tuya, Dichoso serás si tienes un corazón generoso. Abre tu puerta al pobre.  

Señor, enséñame a ser como tú: desprendido, generoso, desinteresado. Para que mi vida te agrade y sea feliz.  

Martes, 6 de noviembre 

“Sal por los caminos y senderos e insísteles hasta que entren y se me llene la casa” (Lc 14,24)

Todos somos invitados al banquete del Reino, pero muchas veces buscamos justificaciones para eludir la llamada de Dios, quizá porque nos exige cambiar la mentalidad y los intereses. La parábola de la gran cena se cumple en la Eucaristía de la comunidad cristiana. Jesús te invita a sentarte a su mesa junto a muchos hombres y mujeres de rostros y culturas diferentes.

Señor, tú nos llamas a tu mesa, nos acercamos... ¿Tenemos suficiente fe para acoger tu amor gratuito que nos hace hermanos/as?  

Miércoles, 7 de noviembre

BEATO FRANCISCO DE JESÚS PALAU

“Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación” (Mc 16,15)

La misión nace de una convivencia prolongada con Jesús; la profecía nace de la amistad con Dios. Si has experimentado el amor gratuito de Jesús, tus obras pueden ser un humilde reflejo de la belleza de Dios.  

“Vivo y viviré por la Iglesia; vivo y moriré por ella” “Marcha, predica el Evangelio. Esta es la ley: “Amarás a Dios por ser él quien es, bondad infinita; y a tus prójimos como a ti mismo”  “¡Cuán bien cuidado está el que se fía de Dios!” (Beato Francisco Palau).    

Jueves, 8 de noviembre

SANTA ISABEL DE LA TRINIDAD  

“Cuando la encuentra, se la carga sobre los hombros, muy contento” (Lc 15, 5)  

La gran novedad de Jesús es su misericordia. Con la parábola de la oveja perdida comprendemos la locura de su amor entrañable. Déjate encontrar por Jesús. Deja que te cargue sobre sus hombros. Dale esa alegría. Señor,  qué ternura la tuya, qué paz tan grande saber que me buscas y que mi miseria te atrae.  

“Creo que he encontrado mi cielo en la tierra, pues el cielo es Dios y Dios es mi alma. El día que comprendí esto, todo se iluminó en mi interior, y querría contar muy bajito este secreto a todos los que amo” (Santa Isabel de la Trinidad).  

Viernes, 9 de noviembre

LA DEDICACIÓN DE LA BASÍLICA DE LETRÁN

“Destruid este templo, y en tres días lo levantaré” (Jn 2,19)

Jesús echa fuera del recinto del templo a los animales y pronuncia una palabra profética: Él es el nuevo templo, el lugar del encuentro del ser humano y Dios. Jesús te invita a entrar en su presencia y a adorar a Dios en espíritu y en verdad.

Señor, yo quiero entrar en tu santuario. Dame manos limpias, corazón puro,  enséñame a amar. Tu sangre me limpia, tu Palabra me abrasa, tu Espíritu Santo inunda mi ser.          

Sábado, 10 de noviembre  

“Dios os conoce por dentro” (16,15)

Jesús nos describe al hombre religioso como el que es de fiar en lo poco, desprendido de lo material y humilde. Porque no se puede servir a Dios y al dinero. Opta por Dios, por la libertad. No le entregues al Señor un corazón compartido.

Yo sé, Señor que tú me conoces por dentro. Ayúdame a ser coherente. Quiero elegirte a Ti.  

Escucha este Evangelio acompañado de una canción y palabra de los Místicos, descargando la Aplicación: Evangelio orado  

Documentación: 31 SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO