Unos días gratuitos para Dios y para ti.
Unos días, en medio del verano,
que pueden ser aire fresco para tu vida.
Unos días de descanso a todos los niveles.
Unos días, muy de Dios y muy tuyos,
y a la vez para todos.

¡Feliz camino!