CIPE

Buscar

Agenda

NUESTRA PORTADA

image

Una llama para los que buscan en la noche

“¿Por qué tengo miedo, si nada es imposible para Ti? (Canción de Glenda) “Hombre es amor, y Dios habita dentro de ese pecho y profundo, en él se acalla” (Dámaso Alonso). Cierra Tú, Señor, mis...
image

El Misterio de Pentecostés

Haz despacio la señal de la presencia, mientras dices con calma: En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Coloca ante ti este icono. Deja, si puedes, tus preocupaciones. Serénate y prepara tu corazón para la...
image

Al aire del Espíritu

“Detente, cierzo muerto; ven austro que recuerdas los amores, aspira por mi huerto,y corran sus olores, y pacerá el Amado entre las flores” (San Juan de la Cruz) “Algún día vendrá un viento fuerte que me lleve a mi...
image

Atreveos a ser felices

DIOS HA PUESTO EN EL CORAZÓN DEL HOMBRE Y DE LA MUJER UN PROFUNDO ANHELO DE FELICIDAD, DE PLENITUD

Oración Carmelitana

Grupo Editorial FONTE

Revista Orar

Video-noticias Iglesia-mundo

Video-noticias Iglesia-mundo

 

 

Publicidad. Apoya CIPE.

Comentarios recientes

Cristina Kaufmann : Quizás es un privilegio el no disponer de nada más que de un corazón hambriento, sediento, desértico, un corazón que busca y pregunta, que llora y espera, un corazón que ama sin saber por qué, pero que vive y respira en “ansias de amores inflamado”, un corazón que no sabe pero ha saboreado algo,...
William Johnston: La experiencia religiosa no es algo esotérico, ningún extraño apéndice o añadido a nuestra ordinaria experiencia personal. No es un mero lujo. Pertenece a la estructura de la conciencia humana y del proceso hacia nuestra plenitud como seres humanos. La experiencia religiosa es parte integrante de...
A. de Saint-Exupery: Siempre me gustó el desierto. Te sientas sobre una duna. No ves nada. No oyes nada. Y sin embargo, algo está irradiando, en silencio, a tu alrededor. Lo que embellece el desierto, dijo el pequeño príncipe, es que, en algún lugar, el desierto esconde un pozo.
Juan Pablo II, en la NMI, 33.: Nuestras comunidades cristianas tienen que llegar a ser auténticas “escuelas de oración”… Una oración intensa, que no aparta del compromiso en la historia: abriendo el corazón al amor de Dios, lo abre también al amor de los hermanos, y nos hace capaces de construir la historia según el designio de...