Daniel de Pablo Maroto. Convento de «La Santa»

Retorna el día de la muerte de san Juan de la Cruz en Úbeda el día 14 de diciembre de 1591 y él sigue enseñándonos desde su cátedra de papel, sus obras escritas, a veces hojas volanderas, como avisos, consejos espirituales, «Dichos de luz y amor» y Cartas, modelos de entrañables relaciones humanas. Y, sobre todo, sus obras mayores, sus Poesías, pocas y breves, pero densas en contenido doctrinal y eufonía verbal, cumbre de la experiencia mística, como la Noche oscura, el Cántico Espiritual y Llama de amor viva; y los comentarios en prosa de sus propios poemas; así como otros versos que se quedaron en el misterioso silencio del poeta, desgraciadamente, sin el comentario adjunto.

Sigue en el documento

Artículo tomado de http://www.ocdcastilla.org/

SAN JUAN DE LA CRUZ, Y EL HOMRE «NUEVO»