LA ALEGRÍA DEL AMOR

«Es una cualidad del Dios de la Alianza que convoca a su imitación… Se muestra cuando la persona no se deja llevar por los impulsos y evita agredir… «Desterrad de vosotros la amargura, la ira, los enfados e insultos y toda la maldad» (Ef 4,31).

Esta paciencia se afianza cuando reconozco que el otro también tiene derecho a vivir en esta tierra junto a mí, así como es… El amor tiene siempre un sentido de profunda compasión que lleva a aceptar al otro como parte de este mundo». (Amoris Laetitia, 91-92)

Espíritu de Amor, cuántas veces te pido paciencia y estoy segura de que Tú me la das a manos llenas. Pero cae en el saco roto de mi ego y desaparece tan rápidamente que me parece que no me la has dado. Y vuelvo a rogarte sin reparar el agujero, una y otra vez… Espero convencerme algún día de que la paciencia todo lo alcanza.

Seguir leyendo en la Revista ORAR, 263