VOLVER A EMPEZAR

Siempre cuesta y a veces mucho.

Cuesta volver a empezar, quizá porque tenemos experiencias pasadas de fracaso o de poco fruto.
Pero la vida es volver a empezar y sobre todo la vida de fe.
Volvemos a comenzar, porque creemos en Aquel que nos ha llamado. No estamos solos. Él está, siempre está.
Volvemos a empezar porque sabemos que lo que nos toca a nosotros es sembrar, no tanto recoger fruto.
Volvemos a empezar porque tenemos la certeza de que aquello que ofrecemos es lo mejor, porque ofrecemos nada menos que a Dios y esto no deja de ser osadía. Pero lo hacemos.
Volvemos a empezar porque confiamos no sólo en Dios, sino también en cada una de las personas, de los niños, de los adultos.
Volvemos a empezar porque, sobre todo, amamos y queremos compartir lo que a nosotros nos hace felices.

Javier Fuente, ocd

Libros recomendados:

Post recomendados:

Viva el evangelio como nunca antes:

Suscríbete gratis al CIPE:

Recibe nuestro e-mail semanal. Si estás leyendo este blog será de tu interés: