Ignacio Husillos Tamarit, ocd, nos ofrece estas sabias reflexiones acerca de la espiritualidad en las distintas etapas de la vida.
Las iremos ofreciendo sucesivamente, según las edades. 

RESUMEN: Reflexión sobre la espiritualidad en las diferentes edades, estados y etapas de la vida, teniendo una mirada diacrónica y destacando algunos particulares en cada una de las edades.

PALABRAS-CLAVE: espiritualidad, edades de la vida, infancia, juventud, adultez, ancianidad.

1. ACLARANDO LOS TÉRMINOS

2. INFANCIA, JUVENTUD, MADUREZ, ANCIANIDAD

2.1 Infancia
2.2 Juventud
2.3 Madurez
2.4 Ancianidad

3. EL TEMA DE LOS ESCRITOS COMO FUENTE DE ESPIRITUALIDAD

3.1 Escritos espirituales de niños
3.2 Escritos juveniles de espiritualidad
3.3 Escritos espirituales de madurez
3.4 Escritos espirituales de la ancianidad (o ante la muerte)

CONCLUSIÓN


3.2 Escritos juveniles de espiritualidad

A veces ocurre que en la época juvenil se escriben cosas muy fervorosas y con gran unción del Espíritu, que más tarde servirán para llevar adelante -y sobre todo mantener- una vida que luego resulta muy trabajosa y trabajada, pero que finalmente ve un resultado feliz: la acción de la gracia, a pesar de los pesares, con la colaboración de la persona, ha conseguido hermosear esa existencia para gloria de Dios y gozo de los hermanos.

En ocasiones, los escritos espirituales de la niñez iluminan el camino durante el resto de la vida (bien en la juventud, bien en la madurez y hasta en la ancianidad), recordando así que lo que se plantó al inicio del camino (en la niñez) ha servido para alimentar al caminante en las diferentes etapas a lo largo de la vía de la vida (via vitae, eterna metáfora de constantes enlaces en la espiritualidad de todos los tiempos).

En otras ocasiones, hace falta traducir las categorías y adaptar el lenguaje al mundo del joven; en esas circunstancias surgen manuales y otros materiales de ayuda para llevar la espiritualidad al mundo juvenil, para enseñar y practicar espiritualidad a los jóvenes o, sencillamente, para que los jóvenes puedan y sepan expresar sus sentimientos y situaciones interiores fomentando un compromiso serio e integral en sus vidas como cristianos26.

Como paso entre la juventud y la madurez, destaco una breve introducción de un libro de espiritualidad (Una espiritualidad para hoy) de Javier Garrido, autor conocido y solvente, en cuyas palabras podemos captar la presencia de varias edades de la espiritualidad o de varios grupos de personas que van pasando de una etapa a otra en sus vidas:

«Escrito para cualquier creyente que esté dispuesto a vivir de dentro afuera, es decir, que valore más la vivencia que la idea, o haya iniciado la crisis de sus ideas juveniles, o esté descubriendo que la fe se fundamenta en una Persona (más que en unos valores), o tenga que definir su proyecto de vida, o esté sufriendo (y gozando) esa fase de la vida en que las cuestiones últimas se debaten en el corazón. He pensado en los cristianos seglares. Les damos fórmulas para su compromiso en el mundo o les exigimos la colaboración en la Iglesia; pero no les ofrecemos una espiritualidad adulta»27.

(Continuará…)


26 R. TONELLI, «Giovani e preghiera», en Enciclopedia della preghiera, pp. 1035-1048.
27  J. GARRIDO, Una espiritualidad para hoy, Madrid, San Pablo, 1988 (20006), p. 6.

Publicado en: Academia.edu, La espiritualidad a lo largo de la vida
Ignacio Husillos Tamarit