El que no está contra nosotros está a favor nuestro. Si tu mano te induce a pecar, córtatela

El Espíritu Santo es el que aglutina en torno a Jesus todo hombre y lo capacita para seguirle, sea del grupo que sea, de la nación que sea. Todos tenemos como nación al Espíritu Santo puesto que en Él renacemos como hombres, conocemos el hombre que es Jesus y el hombre que ya somos en Él, alentando nuestro pensar, decir y hacer como hombre del Espíritu Santo…

Por ello demos a otros, con nuestro pensar, decir y hacer un vaso de agua porque todos son de Cristo, todos son de la nación en la que el Espíritu Santo hace nacer a todos, renacer como Hijo de Dios siendo como ya se es; pensando, diciendo y haciendo como ya se piensa, dice o hace para poder pensar, decir y hacer de otro modo que sea necesario a todos, para poder dar o recibir un vaso de agua que es ofrecido por nosotros o dado a nosotros hace ya tiempo…

El espíritu Santo nos enseña a discernir -vistos con Él cuales sean nuestra propiedades- cuales sean nuestras verdaderas posesiones, qué es de veras lo que nos pertenece, es decir, que pensamientos, palabras y acciones son realmente nuestras y qué hemos de pensar, decir o hacer o en qué sentido o manera…

Nuestra conducta será la de pensar, decir y hacer de acuerdo con la Iglesia, aquella nación en la que todos nacemos del Espíritu Santo y nos descubrimos, mutuamente, como sacerdotes del propio pecado, profetas o testigos del Don recibido, y Reyes con Jesus prendido, por nuestros pecados, a nuestro corazón, encarnado en Su Entraña mas Ofrecida y Expuesta, por ser Quien Es Él; por ser como somosmostrados. Por Amor.

Miguel-Angel Alonso Soto

El texto completo en el DOC PDF

COMENTARIO AL EVANGELIO Mc 9, 38-43. 45. 47-48