Octavo «Cuarto de Hora»

Reflexión:

Durante años fui un neurótico. Era un ser oprimido y egoísta. Y todo el mundo insistía en decirme que cambiara. Y no dejaban de recordarme lo neurótico que era. Y yo me ofendía, aunque estaba de acuerdo con ellos, y deseaba cambiar, pero no me convencía la necesidad de hacerlo por mucho que lo intentara.

Lo pero era que mi mejor amigo tampoco dejaba de recordarme lo neurótico que yo estaba. Y también insistía en la necesidad de que yo cambiara. Y también con él estaba de acuerdo, aunque tampoco podía ofenderme con él. De manera que me sentía impotente y como atrapado.

Pero un día mi amigo me dijo: No cambies. Sigue siendo tal y como eres. En realidad,no importa que cambies o dejes de cambiar. Yo te quiero tal como eres y no puedo dejar de quererte.

Aquellas palabras sonaron en mis oídos como una música: No cambies, no cambies, te quiero. Entonces me tranquilicé. Y me sentí vivo. Y, ¡oh, maravilla!, cambié.

Contenido Teresiano

Uno de los piropos más lindos que cualquier persona puede recibir es cuando tenemos la oportunidad de oír de quien amamos que nos ama así como somos, que así con nuestras limitaciones, tonterías, etc, etc, desea seguir siendo nuestra amiga/o, nuestro novio/a.

Luis Miguel tiene un canto que es un himno a esta experiencia, Amarte es un placer, porque amándote descubro que en el amor no hay condiciones, no hay medias tintas. En el amor verdadero y profundo hay comprensión, aceptación, verdad, y tenerte junto a mí es un regalo, es lo mejor que me pudo pasar en la vida.

Jesús le dijo muchas veces a Teresa como nos dice hoy a nosotros que se deleitaba con ella, que gozaba al amarla. Le hacía sentir que era la mujer más linda y con más cualidades que Él conocía. ¿Qué hizo esto en Teresa? Hizo que ella valorara lo mejor que tenía, y así pudiera sin reservas toda ella entregarse a Jesús, sin miedo. Descubrió en esta experiencia que para Jesús no hay condiciones en el amor, no tenemos que ser menos buenos o menos malos para que nos ame, simplemente nos ama profunda y locamente.

Y con ayuda de Dios hemos de procurar, como buenos hortelanos, que crezcan estas plantas y tener cuidado de regarlas para que no se pierdan, sino que vengan a echar flores que den de si gran olor para dar recreación a este Señor nuestro, y así se venga a deleitar muchas veces a esta huerta y a holgarse entre estas virtudes. V. 11, 6

Que si bien lo consideramos, hermanas, no es otra cosa el alma del justo sino un paraíso adonde dice El tiene sus deleites. I M. 1,1

Canta: Te amo tal como eres (Entra como puedas)

Cuando vas tu caminando, cuando lloras, cuando ríes
En las cosas más sencillas es mi voz, la que te anima a seguir
En las dudas que te atacan soy la paz que te alimenta el corazón,soy de ti, soy de ti.
Eres la única razón de mi amor todo el cielo y la tierra se consumen por mi amor por ti
 
Te amo tal como eres hasta el más fino detalle de tu ser me fascina. Te amo tal como eres, no hay razón fuera de ti, no hay por qués, ni dudas solo que te amo con locura
 
Ni la faz de las montañas ni este cielo que te cubre puede ser tan bello como tu, este amor que yo te tengo nunca faltará, nunca fallara, puedes ir hasta los cielos o en el fondo de un abismo habitar y eres la única razón de mi amor…todo el cielo y la tierra se consumen por mi amor por ti