Adviento Señor, somos tu familia: padre, madre, hermanos y hermanas, abuelo y abuela. ¡Estamos todos juntos! Queremos hablar contigo. Muéstranos tu estrella, que nos indique el camino, el camino hacia ti y hacia nuestros hermanos y hermanas de toda la tierra. Jesús, Tu eres el Camino, queremos poner nuestros pasos en los tuyos. Pisar tus huellas. Como Tú, pasar haciendo el bien…

Sed de Agua viva Sólo la sed de Salvación… nos pone en camino hacia Belén. Allí está la fuente de agua pura. Emprendamos la búsqueda de Jesús. Él siempre viene, allí está, espera nuestra llegada… Jesús, tenemos sed, danos de beber.

Te esperamos Ven Señor. Por los que esperan, por los que desesperan. Por los que buscan, por los que no buscan. Por los que caminan, por los que se cansaron de caminar. Te esperamos Ven Señor. Por los que aman, por los que estropean el amor. Por los que confían, por los que desconfían. Por los buenos, por los que aún no lo son. Te esperamos Ven Señor. Por los que creen en Ti, por los que no creen en nada. Por los que callan y hacen el mal con su silencio. Por los que hablan y no hacen bien con su palabra. Por los que siembran cizaña, por los que confían en que crecerá también el trigo y un día se agostará la cizaña. Te esperamos Ven Señor.