Explicamos a los niños que Adviento son las cuatro semanas, que preparan a la Navidad. Confeccionamos con ellos una corona con cuatro velas y ramas verdes. En el momento de la oración encendemos una vela al inicio de cada semana. Leemos algunos textos bíblicos, propios de este tiempo litúrgico.