¡VIENE EL SALVADOR, EL EMMANUEL, DIOS CON NOSOTROS!

En la familia, en la catequesis, en la parroquia, en el colegio, aprovechemos el tiempo tan propicio del Adviento para invitar a los niños a prepararse para la Navidad

Jesús, el Hijo de Dios, se hace hombre para que nosotros seamos hijos de Dios. Viene a habitar entre nosotros para que mirándole a él conozcamos al Padre y le llamemos con toda confianza: ¡Abbá! ¡Papá! Nos lleva de la mano para ayudarnos a vivir como hermanos. ¡Esta es la grandeza del misterio de la ENCARNACIÓN!

¡No nos quedemos solamente en el encanto del pesebre, la belleza de los ángeles, los pastores… Vayamos a la realidad divina, acerquemos a los niños al misterio. «Tanto amó Dios al mundo que nos dio su propio Hijo» No sólo celebramos el aniversario de Jesús, es mucho más. Actualizamos el misterio. Jesús viene de verdad a cada uno de nosotros, a nuestra familia, al mundo de hoy¡

¿Cómo le recibiremos?

  • Despertando el amor, la fe y la esperanza en los niños
  • Abriendo los corazones por medio de la Palabra de Dios
  • Favoreciendo un clima de interioridad y oración
  • Comprometiéndonos con los más pobres