Durante este mes dedicado a María nos vamos a centrar en Ella, Madre de Dios, nuestra Madre y modelo.

MADRE DE LOS CREYENTES QUE SIEMPRE FUISTE FIEL DANOS TU CONFIANZA DANOS TU FE

Pautas pedagógicas:

Los niños, buscan y subrayan los rasgos de MARÍA en el texto.
María es la tierra buena, la primera que creyó en Jesús, su perfecta discípula. María es signo de fe y de esperanza para todos los hombres y mujeres. María, asociada íntimamente a su hijo Jesús, lo acompañó, silenciosa, durante su vida pública; escuchó la palabra de Dios y la guardó en su corazón. De pie junto a la cruz, nos acoge a todos como hijos. En oración, junto con los apóstoles espera y recibe el Espíritu Santo.

Se puede representar un pasaje del Evangelio que representa algún rasgo de la vida de María ( Lc 1).

¿Conoces a María? Completa las frases siguientes:

  • «Dios ha hecho ____ grandes por mí».
  • «Feliz porque has ____ que se cumplirán las promesas dichas de parte de Dios».
  • «He aquí la esclava del Señor; ____ en mí según tu palabra».
  • «Felices los que escuchan la palabra de Dios y la ____».

Haz un árbol para María: Dibuja en una cartulina un gran árbol. Decóralo con hojas y flores, cada vez que piensas, rezas o te pareces a María: leyendo y guardando la palabra de Dios, sirviendo, escuchando a los hermanos creyendo, orando.

En este mes de la Virgen María, sería bueno

  • Tener en casa, en la sala de clase o de catequesis un pequeño oratorio, un altarcito con una estatua o imagen de María, un mantelito, unas velas y unas flores.
  • Dedicarle unos momentos de nuestra jornada.
  • Ofrecerle cada día un momento de oración, unos saludos cariñosos, unas peticiones y alabanzas, rezarle el Ave María.
  • Cantarle canciones.
  • Recitarle poemas.