Navidad es la celebración del misterio de la Encarnación. Los cristianos celebramos que Dios haya querido hacerse uno de nosotros para salvarnos y enseñarnos el camino al Padre.

Un método dinámico y creativo para presentar y recordar los valores de la Navidad desde una visión humano-cristiana es realizar un mini-museo que nos evoque las claves de la fiesta de Navidad. Se prepara durante unos 15 días el Museo y después se inaugura y se abre para las visitas. Los niños pueden ser ellos mismos los guías que lo explican Se puede confeccionar unos carteles que lo anuncien y preparar las invitaciones etc. Al final de la visita del museo se regala la ficha: PISTAS PARA VIVIR LA NAVIDAD EN FAMILIA

NUESTRO MUSEO NAVIDEÑO TENDRÍA LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Las figuras del belén (María, José y el niño Jesús etc) que nos ayudan a entender los símbolos y el origen de la fiesta cristiana de la Navidad.

Un calendario que nos recuerda el tiempo que nos regala Dios y el deseo de gozar y disfrutar de este tiempo. Haciendo bien las tareas de cada día.

Una postal navideña o christmas que nos recuerda el valor de felicitarnos.

Una barra de turrón que nos anima a potenciar el sentido de la fiesta, nos invita a reunir la familia, contagiar amistad, cercanía, a estar juntos…

Una cajita envuelta con papel de regalo que nos descubre la alegría de dar y darse, de regalar algo, cayendo en la cuenta de que el mejor regalo no consiste en comprar sino crear tu propio regalo (cuidar el sentido de la gratuidad).

Hojas de publicidad de revistas que nos incitan a consumir consumiéndonos, publicidad que nos impide descubrir la verdadera Navidad, que oculta nuestros valores más queridos (se podría colocar de tal manera que las hojas de publicidad ocultasen una postal del misterio navideño).

Un villancico grabado que escuchamos y cantamos juntos en estos días.

Las luces y bombillas para colocar en el árbol de Navidad que evocan ese ambiente cálido que es el tiempo de Navidad, que nos ayuda a vivir el espíritu de la Navidad.

Un cartel de la Operación Kilo o de alguna campaña solidaria que nos grita el valor de ser solidarios y compartir.

Una guirnalda de Navidad, de esas que adornan escaparates, árboles…, que nos anima a vivir en fiesta y a compartir la fiesta.

La carta a los reyes magos, explicando a los niños que se puede ser muy felices en estas fiestas sin derrochar. Aprovechar el tiempo de crisis que viven las familias para fomentar la austeridad.

DINÁMICA PARA MONTAR EL MUSEO:

  • Explicar la idea a los niños para que ellos mismos traigan los objetos y a lo largo de una semana ir preparando el museo.
  • El catequista enseña y presenta los objetos, uno a uno. Los deja en la mesa a la vista de todos y anima a que cada uno comente lo que le evoca.
  • Asociamos a cada objeto un valor que se debería vivir especialmente en Navidad. Buscamos modos de llevarlo a cabo en nuestra vida. Formulamos pequeños compromisos y los revisamos a lo largo de este tiempo.

PISTAS PARA VIVIR LA NAVIDAD EN FAMILIA

  • Montar todos juntos el Belén en casa.
  • Visitar en familia diferentes Belenes de la cuidad.
  • Intentar ser austeros en regalos y comidas.
  • Comprometerse a tener algún gesto solidario.
  • Ayudar en las tareas de la casa.
  • Confeccionar adornos y regalos en familia para amigos y vecinos.
  • Intercambiarse una carta de agradecimiento para el año vivido.
  • Preparar letras y villancicos para cantar entre todos.
  • Adornar la casa, poner frases con nuestros deseos y esperanzas junto al nacimiento.
  • Preparar en familia una felicitación navideña con mensaje de Buena Noticia.
  • Visitar y dedicar más tiempos a los Abuelos.
  • Dedicar al menos un día completo a hacer familia y vivirlo en compañía de Dios.