«Descálzate, la tierra que pisas es sagrada»

Después de encontrarnos con los personajes bíblicos que siguieron la llamada del Señor, nuestra oración se centra ahora en el presente. Dios sigue llamando, su voz necesita ser escuchada para encontrar una respuesta.

Colocamos la Palabra de Dios en medio del grupo, en un atril, con una vela encendida y una planta.Preparamos algunas siluetas o dibujos de los personajes que hemos tratado: Abraham, Moisés, Elías, Samuel, Jesús y la Samaritana.

Palabras de Acogida y de explicación de la celebración

Nuestra celebración va a tener 2 momentos importantes.

En la primera parte, recordaremos los personajes de la Biblia, su actitud, lo que hicieron al encontrarse con Dios.

Sería bueno y se aconseja introducir y colocar en la celebración las siluetas o los dibujos de los personajes a medida que los recordemos

Preguntas para el dialogo.

¿Qué le pasó a Abraham? ¿Cómo provee el Señor? ¿Qué le promete Dios?

¿Que representa la zarza? ¿Por qué no se consume? ¿Quién habla? ¿Qué responde Moisés? ¿Por qué se cubre el rostro?

¿Cuál es la respuesta de Samuel?

¿Qué hacía Elías por la noche? ¿Qué le dice el Señor? ¿Dónde encuentra al Señor? ¿Por qué se cubre el rostro?

¿Cómo está Jesús? ¿Qué le pide a la Samaritana? ¿Qué dice la Samaritana a los demás cuando vuelve al pueblo?

Oración: Aquí estoy, Señor

(Nos ponemos de pie y abrimos las manos, símbolo de nuestra apertura y de nuestros deseos de escuchar y responder a Dios)
Aquí estoy Señor con mi alegría y mi cansancio.
Aquí estoy con mis éxitos y mis errores.
Aquí estoy con mi fe y con mis dudas.
Aquí estoy con todo lo que soy.
Señor:
Tú me llamas, ¿Qué quieres de mí?
Se que me quieres feliz,
hazme conocer tu voluntad,
indícame el camino a seguir,
abre mi corazón
Quiero decirte como Samuel:
Aquí estoy Señor para hacer tu voluntad.

Canto: Jesús te seguiré Señor Interpretado por Marcela Palacios Mp3

En la segunda parte proponemos a los que quieran un encuentro personal con Dios en silencio. Como si nos fuéramos al Desierto, iremos a la capilla, delante del Santísimo.

2ª parte: Tiempo de «desierto» ante el Santísimo

Motivación. Os invitamos ahora a vivir una experiencia de desierto. Vamos a prepararnos para el encuentro personal con Dios. Como Moisés, nos acercaremos a la zarza ardiente.

Recordamos a los niños la presencia de Jesús en la Eucaristía, en el sagrario y en la custodia. «Estaré con vosotros hasta el fin del mundo»

Como Moisés, nos descalzamos, entramos de puntillas, en silencio; hacemosuna inclinación y nos arrodillamos delante de Dios.

Después cada uno irá a sentarse solito en un banco…;

¿Que haremos?: MIRAR, ESCUCHAR, ALABAR, DAR GRACIAS.

Escuchamos la Palabra de Dios

«En aquel tiempo dijo Jesús a la gente: Yo soy el pan de la vida. El que venga a mí, no tendrá hambre, y el que crea en mí, no tendrá nunca sed. Pero ya os lo he dicho: Me habéis visto y no creéis. Todo lo que me dé el Padre vendrá a mí, y al que venga a mí no lo echaré fuera; porque he bajado del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me ha enviado. Y esta es la voluntad del que me ha enviado; que no pierda nada de lo que él me ha dado, sino que lo resucite el último día. Porque esta es la voluntad de mi Padre: que todo el que vea al Hijo y crea en él, tenga vida eterna y que yo le resucite el último día» (Jn 6,35-40).

Silencio y adoración

(Proponemos un momento de silencio que puede variar entre 10 mn, un cuarto de hora o más!…; Si los niños tienen costumbre. Es aconsejable empezar con 5 mn.)

El catequista puede decir algunas frases que repetirán los niños:

Jesús estás aquí, te adoro, creo en ti.. Eres como el fuego, danos tu luz, tu calor. Gracias por estar siempre en medio de nosotros…;

Canto

Peticiones y acción de gracias

Invitamos a los niños a compartir sus peticiones en voz alta. Colocaremos en el fondo de la capilla unas velas encendidas y los niños que quieren compartir algo irán a buscar una vela, la colocarán al lado de la custodia del Santísimo y harán su petición

Y terminamos con un canto de gozo y alabanza.

Envío: El señor nos envía ahora a llevar a todos la Buena Noticia de su amor…;

Canto: te seguiré, Jesús