LA PALABRA

Mc 13, 33-37

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Mirad, vigilad: pues no sabéis cuándo es el momento. Es igual que un hombre que se fue de viaje y dejó su casa, y dio a cada uno de sus criados su tarea, encargando al portero que velara. Velad entonces, pues no sabéis cuándo vendrá el dueño de la casa, si al atardecer, o a medianoche, o al canto del gallo, o al amanecer; no sea que venga inesperadamente y os encuentre dormidos. Lo que os digo a vosotros lo digo a todos: ¡Velad!»

PISTAS PARA VIVIR EL ADVIENTO

VELAR – CONFIAR – ESPERAR

ORACIÓN

ME FIO DE TI SEÑOR

Cuando miro a mi alrededor y observo el mundo, descubro mucho sufrimiento en él. Sufre la tierra con la contaminación, con la sequía, y con todo tipo de desastres naturales. Mucha gente pasa hambre. Conocemos familias rotas, niños que carecen de amor, otros padecen las consecuencias de la guerra. Pero gracias a Ti, sabemos que la vida es más fuerte que la muerte, vemos cómo muchos hombres y mujeres trabajan por la paz, organizan proyectos solidarios, se comprometen por cuidar y salvar nuestro entorno natural. Tú, Jesús, eres quien mueves nuestros corazones, siento tu Presencia a mi lado, descubro tu cercanía y confío y espero en Ti.