JESÚS SUBE A JERUSALÉN PARA LA FIESTA DE LA PASCUA

OBJETIVOS:

Queremos vivir los últimos días de la vida de Jesús en la tierra, con la familia, en la catequesis y en el colegio.

Son 5 granes momentos de la Semana Santa y de nuestra vida cristiana.

Con ello pretendemos:

  • Acercarnos más a Jesús en el silencio, la oración, leyendo su Palabra
  • Celebrar nuestra fe en su muerte y Resurrección
  • Sed Luz de Jesús resucitado, testigos de su Vida en el mundo

PEDAGOGÍA:

  • Desarrollamos un tema cada día, con los niños.
  • Colocamos la Biblia, en el centro con una vela, destacando así, que la Palabra de Dios nos ilumina, es nuestro tesoro.
  • Para una pequeña celebración, se puede entrar en procesión con solemnidad, cantando, con la Palabra de Dios en alto, acompañada con dos niños llevando una vela

AMBIENTACIÓN:

Preparamos cada día un soporte visual, con el letrero correspondiente para ayudar a los niños a centrar su atención, vivir e interiorizar las escenas del Evangelio

  • Domingo de Ramos: Grandes palmas o ramos de olivos
  • ¡Hosanna! ¡Viva nuestro REY!
  • Jueves Santo: Una hogaza de pan y un cáliz, un paño, un jarrón y palangana de barro
  • HACED ESO EN MEMORIA MíA
  • Viernes Santo: Una cruz
  • A TUS MANOS SEÑOR, ENCOMIENDO MI ESPÍRITU
  • Sábado Santo: Una vela
  • Con MARÍA, ESPERAMOS LA RESURRECCIÓN
  • Domingo de Resurrección: El cirio Pascual y un gran ramo de flores
  • RESUCITÓ ¡ALLELUYA!

TEXTO PARA NARRAR CON LOS NIÑOS

La Pascua de los Judíos estaba cerca, recordando las maravillas que Dios había realizado por su pueblo. Era una gran fiesta, mucha gente subía del campo a Jerusalén para orar y purificarse de sus pecados. Iban todos al Templo para adorar a Dios. La gente buscaba a Jesús y se decían unos a otros: ¿Subirá, vendrá Jesús a la Fiesta?
Jesús lo sabía, le buscaban los que no le querrían, sin embargo, decidió ir con sus discípulos a Jerusalén.

PALABRA de DIOS Lc 19,30

Los discípulos encontraron todo como se lo había dicho Jesús, llevaron el burro a Jesús, montó en el, echaron sus mantos al suelo, la gente cogía ramas de palmeras y olivos, y cubría el suelo para que pasara Jesús. Todos cantaban de alegría, alaban a Dios por todo lo que habían visto y oído:

«¡Hosanna! ¡Viva nuestro REY! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor!»

Toda la ciudad de Jerusalén, acudía con cantos y alabanzas:

«¡Es el profeta, es nuestro rey, es Jesús el Nazareno!»

ORACIÓN

En este día de Ramos, Jesús entras a Jerusalén, montado en una borriquita. Tú nuestro Dios y nuestro Rey, creador del universo. Tú, humilde y lleno de bondad, el pueblo te aclama, con palmas y ramos, muchos niños te siguen cantando. Con un gesto de gran bondad les miras, sonríes y bendices a todos. Jesús quiero acompañarte, pon en mi corazón tu bondad, y tu humildad

CANTO

¡Hosanna!, ¡Hosanna!, ¡Hosanna!, ¡bendito el que viene en nombre del SEÑOR!