«Cuando llegó el tiempo de la purificación, según la ley de Moisés, los padres de Jesús lo llevaron a Jerusalén, para presentarlo al Señor… Y cuando cumplieron todo lo que prescribía la ley del señor, se volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret. El niño iba creciendo y robusteciéndose, y se llenaba de sabiduría; y la gracia de dios lo acompañaba» (Lc 2,22. 39-49).

La familia de Jesús

Dios es familia, comunión, trinidad Jesús nació y vivió la mayor parte de su vida en una familia; asumió la estructura de las relaciones familiares Este año nos preparamos para celebrar la fiesta de la familia, que es la fiesta de la vida

Nuestra familia

La familia es:

  • la cuna del amor y de la fidelidad
  • el sacramento del amor de Dios
  • la escuela de ternura
  • la fuente y el santuario de la vida
  • la iglesia doméstica
  • el patrimonio de la humanidad
  • el lugar donde se fragua el futuro de la humanidad

Misión de la familia:

  • dar testimonio del amor interpersonal de Dios;
  • trasmitir la fe en Jesús;
  • anunciar a Jesucristo;
  • formar en valores: el amor, la paz, el diálogo, la alegría

Situación de la familia en el mundo

  • Familias que viven la emigración a causa del hambre, del paro, de la intolerancia política, falta de perspectivas de supervivencia dignas.
  • Familias con dificultades de lengua, integración social, falta de trabajo.
  • Familias rotas, cada uno vive en un país.
  • Familias que sufren la pobreza, enfermedades, desgracias, desastres de la naturaleza.
  • Familias marcadas por la injusticia, la exclusión, la emigración.

Oración por la familia

Padre, Dios, Tú has querido que tu Hijo naciera y creciera en una familia, Nos has dado un modelo de vida en la Familia de Nazaret, en este tiempo de preparación a la fiesta de la familia fijamos los ojos en esta bella imagen de María, José y Jesús. ¡Cuánto amor, paz, y alegría irradian! Queremos que nuestra familia se parezca a la tuya. ¡Ayúdanos! Que sea profundamente contemplativa, intensamente eucarística, y vibrante de alegría. Ayúdanos a permanecer unidos en la oración en los momentos de gozo y de dolor. Enséñanos a ver a Jesús en los miembros de nuestra familia especialmente en los momentos de angustia. Te pedimos por las familias divididas, por las que sufren a causa de la pobreza, la injusticia, la enfermedad. Que sepamos ofrecerles acogida y solidaridad. Que todas las familias sean verdaderas comunidades de fe y de amor, como tu Familia de Nazaret. Y que todos nos sintamos hijos tuyos y hermanos de todos los hombres. Amén.