¿Te angustia o te turba estar solo? (no digo sentirte solo) ¿Estás huyendo de algo? El proceso de personalización implica la capacidad de crear mundo propio y, para ello, el requisito es descubrir la propia riqueza interior: la afectividad, la reflexión, la capacidad de estar a gusto con uno mismo, la comunión íntima, no verbal, con el mundo que nos rodea, la presencia de Dios…

Y para ello, poder hacer de la soledad no un problema, sino un ámbito de crecimiento; más, de vida propia. Con una condición: que la soledad no te aísle de los demás? por el contrario, te posibilite calidad de relación. Caben diversos tanteos en orden a descubrir la vida interior: un paseo tranquilo por un parque, escuchar música que propicia la interioridad, leer poesía o textos religiosos, ponerte delante de una hoja en blanco y expresar lo que te sale (sentimientos, proyectos soñados…)