Los autores distinguen en el libro de Job cuatro unidades de épocas diferentes:

  1. El relato-marco en prosa: Prólogo y Epílogo;
  2. El poema del siglo V que comprende los Monólogos de Job (3; 29-31), los Diálogos de Job con los tres visitantes (en tres ciclos: cap. 4-14; 15-21; 22-27) y las palabras de Yhwh con las respuestas de Job (38,1- 42,6);
  3. Los discursos de Elihú, el cuarto «amigo» (32-37);
  4. El poema sobrela Sabiduríainaccesible (cap. 28).

Recorrido espiritual

  • Job, admirable por su fe. El Job del Prólogo es un hombre de una confianza inquebrantable. Tras el anuncio de sus desgracias, responde: «Desnudo salí del vientre de mi madre y desnudo volveré a él. El Señor me lo dio, el Señor me lo quitó: ¡bendito sea el nombre del Señor!». A su mujer, que le sugiere que abandone aDios, le responde: «Hablas como una necia. Si aceptamos de Dios los bienes, ¿no vamos a aceptar los males?» (1,20s; 2,10).
  • Job maldice sus días. Han pasado siete días y siete noches, que han conferido a la prueba toda su negrura. Job se ha callado. Bruscamente rompe el silencio y su discurso es de rebeldía:» ¡Muera el día en que nací, / la noche que dijo: «Han concebido un varón’…! (3,3. 10s. 13.15.20.23).
  • Job replica a las tesis de sus amigos. No es verdad, como afirman ellos, que la fidelidad del justo le garantice la felicidad, ni que los malvados sean siempre castigados aquí en la tierra. (Cf.12, 6; 21,17.30).
  • Job se queja de Dios. Job se cree agredido por Dios, y va acumulando imágenes de violencia, tomadas del mundo animal, de la caza o de la guerra: (6,4; 9,17; 16,9; 19,6; 16,12-14).

Sigue el texto en la F. 4

Ficha 4. ORAR CUANDO DIOS SE CALLA: JOB