EVANGELIO DÍA A DÍA

Lunes, 16 de marzo

«Jesús se abrió paso entre ellos» (Lc 4,30)

Jesús, lleno del Espíritu, fue a su pueblo para anunciar a sus paisanos la gracia. Pero pasó de largo, porque sus miradas no quisieron encontrarse con la suya. Que el Espíritu abra tu corazón y te disponga para recibir los dones de Jesús. Deja que Jesús actúe en tu pobreza y te transmita la energía de su amor.

 Tú Jesús, eres mi Dios, eres mi vida, eres mi amor. Quédate conmigo.

Martes, 17 de marzo

«Lo mismo hará con vosotros mi Padre del cielo si cada cual no perdona de corazón a su hermano» (Mt 18,35)

Jesús educa a sus amigos mientras van de camino. Pone delante de ellos la ternura entrañable del Padre. Vivir es aprender a perdonar. El mundo, tan herido, está esperando reconciliación. Abre tu vida a la misericordia entrañable de Dios. Rumia en tu interior a estas tres palabras: «perdonar, de corazón, al hermano».

«Te alabamos, Señor. En tu palabra nos revelas tu designio salvador. Ven, Espíritu, y renuévanos por dentro. Que nunca triunfe en nosotros el desamor, la indiferencia, la condena.»

Miércoles, 18 de marzo

«No he venido a abolir la ley o los profetas, sino a dar plenitud» (Mt 5,17)

El Espíritu se manifiesta en la plenitud de Jesús, se hace visible en tantos dones multicolores extendidos por toda la tierra. El gran riesgo del mundo actual es caer en la alegría individualista. Ofrece a Jesús el pequeño hueco de tu existencia para que Él te colme de vida. Jesús es tu plenitud.

«Espíritu divino, ayúdanos a descubrir el proyecto de Dios para nuestra vida.»

Jueves, 19 de marzo

SAN JOSÉ, ESPOSO DE LA VIRGEN MARÍA

«Cuando José se despertó hizo lo que le había mandado el ángel del Señor» (Mt 1,24)

Cuando José se abandonó confiadamente en Dios, encontró el camino. Sus noches se convirtieron en noches de salvación. No pierdas la luz del corazón que te ha iluminado durante la noche. Sal a la luz del día con la alegría que brota del encuentro con Dios. Él siempre recrea tu vida.

«Tu Palabra, Señor, nos pone en camino de fe confiada, tu Luz alumbra nuestra noche, tu Gracia nos sostiene y cobija.»

Viernes, 20 de marzo

«Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón» (Mc 12,30)

Si uno quiere saber si ha recibido el Espíritu, que pregunte a su corazón si en él arde el amor a Dios y a los hermanos. Jesús nos ha dado su Espíritu, que permite a amar a Dios y al prójimo como él, con el corazón libre y generoso. «»El amor es la medida de la fe, y la fe es el alma del amor. Tú ¿cuánto amas? Cada uno se responda ¿Cómo es tu fe? Mi fe es como yo amo. Y la fe es el alma del amor» «(Papa Francisco).

«Nuestra oración, hoy, es amar, amar sencilla y gratuitamente.»

Sábado, 21 de marzo

“¡Oh Dios!, ten compasión de este pecador” (Lc 18,13).

Ponte ante Dios como quien necesita ser amado. Siente la necesidad de salvación y disponte a recibirla. Mira cómo es el Dios en el que crees, porque eso reflejarás en tu vida. Para Dios ninguna vida es inútil. Deja que Dios te mire con una mirada de confianza. Tu pecado puede ir en busca de la gracia. Tu sed puede encontrarse con la fuente. Tu oración puede ser pobre, pero puede estar llena de vida.  Esta oración puede hoy ser la tuya.

Quiero que ilumines mi camino para que, poco a poco, descubra tus pisadas y ponga sobre ellas mis pies.

3 dc orar es beber de la fuente de agua viva de CIPE. El Carmelo