15 SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

Lunes, 12 de julio

El que encuentre su vida la perderá, y el que pierda su vida por mí, la encontrará. El que os recibe a vosotros, me recibe a mí, y el que me recibe, recibe al que me ha enviado” (Mt 10,39.40).

Jesús ha entregado la vida por el Reino y la ha encontrado. Seguro que muy cerca de ti vive alguien a quien admiras por su coraje y su solidaridad. Perder la vida por él, el situar su persona y su mensaje en el centro de nuestras opciones primeras, es la mejor forma de hacer el bien que Dios nos pide.

¿Qué sentido quieres tú dar a tu vida? ¿A qué o a quién quieres entregarla?

Martes, 13 de julio 

Si en Sodoma se hubieran hecho los milagros que en ti, habría durado hasta hoy. Pues os digo que el día del juicio le será más llevadero a Sodoma que a ti” (Mt 11, 23.24).  

En las ciudades del lago, donde más ha trabajado Jesús, hay más cerrazón a su mensaje. ¿Pasa lo mismo en tu vida? ¿Qué has hecho con la luz? Jesús te invita a recordar lo que has ido recibiendo como don a lo largo de tu vida. Ojalá brote en ti de nuevo el deseo de acoger el amor en las profundidades de tu alma.  

Pide a María que encienda en ti la llama del amor.

 Miércoles 14 de julio

Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos, y se las has revelado a los pequeños” (Mt 11, 25).

Jesús abre su corazón y de lo más íntimo se salen el gozo y la alabanza. Los pequeños comprenden su misterio, aunque no sepan de qué música son dueños. Si quieres alegrar a Jesús abre tu corazón y deja que se siembren en él semillas de evangelio. Cultiva la sencillez: es la forma de entender las obras de Jesús en los pequeños.

Agradece al Padre los prodigios que veas escondidos en los humildes de la tierra.

 Jueves, 15 de julio

“Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré” (Mt 11,28).

Déjate invadir por la paz de la acogida incondicional de Jesús. Te ofrece descanso para tu alma. Es amigo y compañero. No te abandona en las crisis. Te habla en el silencio de tu corazón y te da la paz interior. Él te enseña a ponerte en camino en busca del otro, a escuchar voces que no son tuyas. En su corazón hay sitio para todos. Hay amor para ti y para todos.

Si quieres hacer caso a su invitación, ponte en camino hacia él, quédate con él, descansa en él.  

Viernes, 16 de julio

NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN

“Quiero misericordia y no sacrificio” (Mt 12,7).

Dios es Amor y te regala su infinito amor. Al encuentro de toda debilidad sale la misericordia entrañable de nuestro Dios. Dedica hoy algo de tu tiempo a contemplar el Corazón abierto de Dios y aprenderás los caminos de la misericordia. Confíate a María, nuestra Señora del Carmen.

A veces lleno de cosas mi vida, pero Tú una y otra vez me pides que mire con ternura a mis hermanos. 

Virgen del Carmen bella, Madre del Salvador. De tus amantes hijos oye el cantar de amor. Dios te salve, María, del Carmen bella flor, Estrella que nos guías hacia el sol del Señor. Junto a ti nos reúnes, nos llamas con tu voz. Quieres formar de todos un pueblo para Dios. 

 Sábado 17 de julio

“Mirad a mi Siervo, mi elegido, mi amado, mi predilecto. Sobre él he puesto mi espíritu para que anuncie el derecho a las naciones” (Mt 12,18.19).

Jesús se retira. Abandona las ciudades del lago y se oculta. Quieren matar la esperanza. El Padre te señala al Siervo como fuente de vida, de esperanza y de futuro. Míralo: no actúa con las armas ni con la fuerza, sino con suavidad y mansedumbre. Míralo: nadie ha dicho jamás que todos los seres humanos son todos iguales y hermanos.

“Mirándote, Señor, todo cuanto ven mis ojos, todo me convida al amor”.

Doumentación: 15 SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

Libros recomendados por CIPE:

Post recomendados:

1 comentario en “15 SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *