27 SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

Lunes, 3 de octubre

«“Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón y con toda tu alma y con toda tu fuerza” y con toda tu mente. Y “a tu prójimo como a ti mismo”»… Haz esto y tendrás la vida» (Lc 10, 26).

Jesús nos invita a cambiar la perspectiva, a responder a la realidad: “abre los ojos, abre el corazón a las personas; siente con ellas; comparte”. Éste es el camino de la vida. Éste es el camino de Jesús, quien también cargó con nosotros para curar nuestras heridas.

Abre mis ojos, para que vea a las personas, como Tú las ves. Ensancha mi corazón, para que no tema acercarme a ellas. Así podré comprender tu Vida.

Martes, 4 de octubre

“Marta, Marta, andas inquieta y preocupada con muchas cosas; solo una es necesaria” (Lc 10, 42) 

Jesús, dejando de lado las normas culturales judías, se hospeda en la casa de dos mujeres: Marta le sirve y María, sentada a sus pies, le escucha. Contempla esta escena llena de belleza, ternura y novedad. Jesús enseña a estas mujeres amigas, que sólo una cosa debe preocupar a todos cuantos quieran seguirle: escuchar su Palabra. 

Abre los oídos de mi corazón. Que los afanes de la vida no apaguen el deseo hondo de escuchar tu Palabra de vida. Tú haces nuevas todas las cosas. 

Miércoles, 5 de octubre

Témporas de acción de gracias y petición

“Quien pide recibe, quien busca encuentra y al que llama se le abre” (Mt 7, 7).

No estás solo. Jesús te invita a reconocer a Dios como Abbá, que te abre su corazón y su Reino. Aunque no siempre conseguimos lo que pedimos, Dios siempre responde. Pide, y hazlo buscando y llamando a Dios. La oración es diálogo, en el que aprendemos a descubrir aquello que Él nos ofrece.

Gracias, Señor, por tu presencia, a mi lado, a lo largo de los días. Pongo ante ti mis proyectos e ilusiones, también mis miedos y dificultades. Ayúdame a dejarme iluminar y animar por ti, en todo.

 Jueves, 6 de octubre

“Pedid y se os dará, buscad y hallaréis, llamad y se os abrirá” (Lc 11, 9)

Jesús nos enseña a orar, a pedir a Dios con insistencia y con confianza. Si un amigo ayuda a otro amigo, si un padre mantiene a su hijo, ¡Cuánto más cuidará Dios de los discípulos de Jesús, su Hijo! La cosa buena por excelencia, que el Padre da a los orantes que quieren orar, vivir y actuar como Jesús, es el don del Espíritu Santo.

Padre, abre mi corazón a tu Palabra, derrama en mi vida tu Espíritu Santo para dar testimonio de Jesús, con alegría, fuerza y valentía.

Viernes, 7 de octubre

“El reino de Dios ha llegado a vosotros” (Lc 11, 20).

Toda la vida de Jesús revela que él actúa con el poder de Dios para hacer el bien a la humanidad. Confía siempre en Jesús porque él es el vencedor de toda fuerza de mal. Su reinado es de amor, de paz de justicia y de libertad.

Atráeme hacia ti, Señor, no permitas que la fuerza del mal me aprisione y me esclavice

Sábado, 8 de octubre

“Bienaventurados los que escuchan la palabra de Dios y la cumplen” (Lc 11, 28).

Orar es acoger la palabra en el corazón, para encarnarla en actitudes concretas de cada día. María es maestra de oración, nos guía a esa bienaventuranza que encuentra quien aventura su vida por Cristo.

Santa María, tú conoces la alegría plena, la vida que el Espíritu enciende. Enséñame a escuchar, ayúdame a aventurar la vida por el camino que Dios me ofrece.

Escucha este Evangelio con textos de los Místicos y una canción en la App Evangelio orado.

Libros recomendados:

Post recomendados:

Viva el evangelio como nunca antes:

Recibe nuestras reseñas literarias:

Únete a nuestra comunidad literaria para recibir reseñas semanales de libros  de tu interés por e-mail. Es gratis y disfrutarás de precios más bajos y regalos en nuestras editoriales con tu cupon de socio.