. Tienes delante un precioso texto del evangelio de Lucas, que puede alegrar tu corazón y dar luz a tu vida. Léelo con atención para que te descubra toda su riqueza. . Jesús va a la sinagoga de su pueblo. La gente está atenta a sus palabras. Jesús lee un texto del profeta Isaías y lo comenta de una forma sorprendente, encarnándolo en su propia vida. . Este texto puede ayudarte a reconocer a Jesús como el que trae la liberación y la gracia a tu vida. También puede enseñarte a leer la Palabra y a convertirla en vida.

<*> LEER EL TEXTO: LUCAS 1, 1-4; 4, 14-21

Excelentísimo Teófilo: Muchos han emprendido la tarea de componer un relato de los hechos que se han verificado entre nosotros, siguiendo las tradiciones transmitidas por los que primero fueron testigos oculares y luego predicadores de la palabra. Yo también, después de comprobarlo todo exactamente desde el principio, he resuelto escribírtelos por su orden, para que conozcas la solidez de las enseñanzas que has recibido. En aquel tiempo, Jesús volvió a Galilea con la fuerza del Espíritu; y su fama se extendió por toda la comarca. Enseñaba en las sinagogas, y todos lo alababan. Fue a Nazaret, donde se había criado, entró en la sinagoga, como era su costumbre los sábados, y se puso en pie para hacer la lectura. Le entregaron el libro del profeta Isaías y, desenrollándolo, encontró el pasaje donde estaba escrito: «El Espíritu del Señor está sobre mí, porque él me ha ungido. Me ha enviado para anunciar el Evangelio a los pobres, para anunciar a los cautivos la libertad, y a los ciegos, la vista. Para dar libertad a los oprimidos; para anunciar el año de gracia del Señor.» Y, enrollando el libro, lo devolvió al que le ayudaba y se sentó. Toda la sinagoga tenía los ojos fijos en él. Y él se puso a decirles: -«Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír.»

<*>ENTRAR EN EL TEXTO El evangelio de este domingo une dos textos situados en diferente contexto: los primeros versículos del evangelio y el pasaje de la sinagoga de Nazaret, precedido por un resumen de la actividad de Jesús en Galilea. Prólogo.Lucas piensa que lo que hay escrito acerca de Jesús no vale del todo para su comunidad. Por eso investiga las tradiciones acerca de Jesús de otras comunidades, para escribir su propia obra. Lo hace con pretensiones de exactitud, información, exhaustividad y orden. Dirige su escrito en concreto a un catecúmeno, Teófilo, “amigo de Dios”, con el fin de proporcionarle una sólida formación a su fe. Es hermoso que el evangelio de la ternura y de la misericordia de Dios comience con un encuentro de amigos, que se prestan un servicio. Lucas, al ver su obra, está convencido de que le ha salido una excelente obra literaria, un bello evangelio para sus comunidades. SUMARIO Es un texto breve, apenas un versículo, que resume la predicación de Jesús. Los rasgos que aparecen, típicamente de Lucas, indican los grandes temas de todo el evangelio. Veámoslos: Galilea.Cobra una relevancia importante en Lucas. Es el lugar por excelencia en el que desarrolla Jesús su actividad antes de emprender su gran viaje a Jerusalén, para ser allí testigo del amor del Padre. De Galilea proceden sus discípulos y seguidores. El Espíritu.Jesús va a su región de origen movido por la fuerza del Espíritu. El Espíritu es el hilo conductor de todo el relato evangélico, es el animador de Jesús y de la comunidad cristiana. Enseñanza.La actividad de Jesús se describe fundamentalmente como una enseñanza. El Espíritu guía a Jesús en la enseñanza y en la interpretación de la Escritura. Universalismo.Jesús, en cuanto maestro, es acogido y ensalzado por todos, por la totalidad de sus oyentes.

¿Qué importancia tiene el Espíritu en tu vida cristiana? ¿Cómo describirías tu misión como cristiano(a)? ¿Vives las raíces ecuménicas de tu fe?

JESUS EN NAZARET En esta escena se describe el proyecto de Jesús: llevar la salvación para todos, preferentemente a los pobres y oprimidos. Nazaret.Aldea pequeña y poco importante. Durante el reinado de Herodes el Grande la zona experimentó un gran desarrollo. Se construyeron ciudades y esto atrajo a muchos trabajadores del sur. Se vive un fuerte contraste entre la cultura griega y un judaísmo tradicional dominado por los fariseos. Se masca en el ambiente la dura represión romana ante los intentos judíos de sublevación. Jesús comienza aquí su ministerio. En los círculos nacionalistas más fanáticos del pueblo se conoce a Jesús y todos esperan que comparta sus ideales. Sinagoga. Cuando Nabucodonosor destruyó el templo se constituyeron pequeños grupos para leer y comentar la Palabra de Dios. De ahí surge la sinagoga, que tiene una función catequética y celebrativa. Los judíos se encontraban allí cada sábado. En el culto semanal se ora y se canta. Se lee una perícopa de la Torá (Ley) y otra de los Profetas, seguido de un comentario. Los hombres pueden participar en la celebración del sábado, las mujeres no. Jesús sigue el rito acostumbrado. Texto leído por Jesús: Isaías 61,1-2. El propio Jesús buscó expresamente ese pasaje, en el que ve su proyecto de vida. Era un texto conocido por todos. Les gusta el texto. Pero Jesús lo mutila. Quita la parte final, que habla de venganza contra los impíos. Esto exaspera a sus paisanos, que se extrañan de que solo pronuncie las palabras de gracia y no las de condena. Pero Jesús no ha venido para una venganza, ha venido para proclamar la misericordia y la liberación de Dios y en su reino caben todos, caben en primer lugar los que son nefastos para los fariseos. La homilía de Jesús.Es breve, pero comprometida. “Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír”. Muchos habían leído los versos pero su sentido había quedado a medias. Hasta que llega Jesús y se compromete a encarnar en su vida ese proyecto de liberación y de gracia. El será el Mesías humilde que, desde la humildad y entrega, propiciará la salvación para todos. Jesús actualiza la palabra en su propia persona. Por eso Jesús se convierte en el centro del tiempo, en el hoy de la salvación.

Destaca los rasgos que más te llaman la atención de Jesús. ¿A qué te compromete esta Palabra?