LA VENIDA DEL HIJO DEL HOMBRE

  • El evangelio de Marcos está de moda. La importancia que no le dieron ni los Santos Padres ni la Liturgia, se la dan ahora los que van a él para descubrir el rostro originario de Jesús.
  • El texto forma parte de uno de los capítulos más difíciles de este evangelio, el llamado discurso escatológico. Jesús instruye a los discípulos para la crisis que se avecina y para el futuro.
  • Por medio de imágenes que describen una estremecedora conmoción cósmica, Marcos nos pone delante un panorama grandioso y deslumbrador. Nos presenta el acontecimiento que da sentido a la historia: la venida gloriosa de Jesucristo. Alienta nuestra esperanza en medio de toda crisis.
  • Leemos este evangelio al finalizar el año litúrgico, tiempo en que la Iglesia nos pone las realidades futuras de la vida y nos invita a caminar con gozo hacia la pascua de la nueva creación.

<*> LEER EL TEXTO: MARCOS 13, 24-32

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: -«En aquellos días, después de esa gran angustia, el sol se hará tinieblas, la luna no dará su resplandor, las estrellas caerán del cielo, los astros se tambalearán. Entonces verán venir al Hijo del hombre sobre las nubes con gran poder y majestad; enviará a los ángeles para reunir a sus elegidos de los cuatro vientos, de horizonte a horizonte. Aprended de esta parábola de la higuera: Cuando las ramas se ponen tiernas y brotan las yemas, deducís que el verano está cerca; pues cuando veáis vosotros suceder esto, sabed que él está cerca, a la puerta. Os aseguro que no pasará esta generación antes que todo se cumpla. El cielo y la tierra pasarán, mis palabras no pasarán, aunque el día y la hora nadie lo sabe, ni los ángeles del cielo ni el Hijo, sólo el Padre.»

<*> ENTRAR EN EL TEXTO LA GRAN LIBERACIÓN . Comienza el texto con un prólogo escénico (“en aquellos días”) que carece de valor cronológico. La gran angustia ha quedado atrás; los dolores de parto dejan paso a la nueva humanidad. . Marcos nos describe con un estilo sobrio, pero lleno de fuerza, el fondo y la ambientación de un cuadro. La decoración es importante, pero no esencial. Utiliza recursos literarios de los profetas y de los escritos apocalípticos para indicar la actividad de Dios, que conlleva la caída del poder opresor produciendo un viraje en la historia.

¿Qué sufrimiento está atravesando la comunidad a la que se dirige Marcos? ¿Tiene algo que ver con nuestro momento? ¿Qué significan el sol y la luna? ¿Y las estrellas y los astros? Su pérdida de brillo y su caída ¿es una llamada al temor o a la esperanza? ¿Quién tiene la última palabra en la historia?

LA VENIDA DEL HIJO DEL HOMBRE . El drama alcanza aquí su punto culminante. Estamos ante el personaje central del cuadro que nos pinta Marcos. Simultáneamente al cambio de la historia acontece la venida y el triunfo del Hijo del Hombre. . En el evangelio de Marcos se nombra a Jesús de muchas maneras. Hay muchas formas de acercarse a él. Pero este título de “Hijo del Hombre” es el que Jesús utiliza habitualmente para hablar de sí mismo. Proviene de Daniel (Dn 7,13-14) que es cantera inagotable de lenguajes simbólicos. . ¿Cómo viene y qué es lo que hace el Hijo del Hombre? Viene “sobre las nubes”. Al igual que Dios, que tiene su palacio en el cielo y avanza por los cielos antiquísimos (cf Sal 88,7; 67,34). . Viene “con gran poder y majestad”, símbolos de señorío. El poder es la capacidad de dar la vida en abundancia (cf Mc 12,24). La majestad es la gloria y el esplendor de la luz (cf Mc 8,38). . Su propósito es “reunir a sus elegidos”, que son los que han acogido su mensaje, los que han resistido hasta el fin en la misión. Ellos forman la nueva humanidad. Se respira un aire de gozo.

¿Por qué escoge Jesús el título de Hijo del hombre? Lee algunos de estos textos (Mc 2,10.28; 8,31.38; 9,9.12.31; 10,33.45) y compáralos con el texto que estamos orando. ¿Qué significa “de los cuatro vientos, de horizonte a horizonte”? ¿Quiénes son los no elegidos? Aplica todo esto a nuestra vivencia de la venida del Señor en la Eucaristía dominical. ¿Hay alegría? ¿Hay comunión? ¿Hay experiencia de fortaleza?

¿CUÁNDO SUCEDERÁ ESTO? . En Palestina, donde la mayoría de los árboles son de hoja perenne, el despertar de la savia y el brote de las hojas de la higuera son un signo seguro de que el invierno ya ha pasado. Se apuntan ya las señales de la cosecha. Hay un impulso imparable de la vida. La presencia de Jesús en la comunidad ha llevado a los suyos a la madurez. . Tres sentencias ponen el colofón de este evangelio. La más importante es la del medio. La primera habla de la certeza del cumplimiento; la garantía es el amén de Jesús. La tercera habla del desconocimiento del día y de la hora; sólo el Padre los conoce. En la segunda se hace un canto a la palabra fiel de Jesús; dice: “mis palabras no pasarán”.

¿Qué te sugiere la bella parábola de la higuera? ¿Te recuerda otros textos bíblicos? ¿Cuál es el nombre que se da a Dios en la comunidad? ¿Qué eco tienen las palabras de Jesús en la vida de tu comunidad cristiana? ¿Cómo traduces el mensaje de las tres sentencias de Jesús?