• El texto que vamos a leer forma parte del relato de la Pasión y Muerte de Jesús, que Juan presenta como un momento de gloria y de triunfo. El evangelista nos invita a mirar estos acontecimientos con ojos nuevos.
  • En el marco de un interrogatorio entre Jesús y Pilato, Juan nos ofrece una espléndida exposición sobre la realeza de Jesús, tanto más interesante cuanto que no se ha ocupado explícitamente del reino de Dios, que tanta importancia adquiere en los sinópticos.
  • Este diálogo es una de las obras maestras del genio dramático y teológico del evangelista. La composición es de un intenso dramatismo, los diálogos son incisivos, el lenguaje casi poético.
  • Leemos este texto en la fiesta de Cristo Rey. Desde la fe afirmamos que Jesucristo es señor pala la gloria de Dios y de toda la creación. La realeza de Cristo no se visibiliza en la iglesia por sus poderes o su esplendor, sino por la justicia, el servicio y la caridad.

<*> LEER EL TEXTO: JUAN 18, 33b-37

En aquel tiempo, dijo Pilato a Jesús: -«¿Eres tú el rey de los judíos?» Jesús le contestó: -«¿Dices eso por tu cuenta o te lo han dicho otros de mí? » Pilato replicó: -«¿Acaso soy yo judío? Tu gente y los sumos sacerdotes te han entregado a mí, ¿qué has hecho?» Jesús le contestó: -«Mi reino no es de este mundo. Si mi reino fuera de este mundo, mi guardia habría luchado para que no cayera en manos de los judíos. Pero mi reino no es de aquí.» Pilato le dijo: -«Conque, ¿tú eres rey?» Jesús le contestó: -«Tú lo dices: soy rey. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo; para ser testigo de la verdad. Todo el que es de la verdad escucha mi voz.»

<*>ENTRAR EN EL TEXTO EL PROCESODe mucha importancia para el evangelista. Le dedica el doble de espacio que los otros evangelistas. El drama se desarrolla en dos escenarios y tiene siete escenas. Unas tienen lugar en el exterior del pretorio, donde están los dirigentes y el pueblo que respiran odio hasta la muerte. Otras dentro del pretorio, en un clima más íntimo, más sereno. Quien conoce bien el judaísmo sabe la enorme repugnancia que los judíos han tenido siempre a entregar a un miembro de su pueblo para que sea juzgado por gentiles.

¿Por qué Juan da tanta importancia al proceso? ¿De qué acusan a Jesús?

PERSONAJES DEL PROCESO Los judíos.Aunque están fuera, están muy presentes en el texto. Con tal de acabar con Jesús, están dispuestos a renunciar a sus sueños de independencia política e incluso a blasfemar. Odian a Jesús más que al invasor. Entregan al que les ha ofrecido un camino de libertad. Los suyos no le acogen (Jn 1,11). Pilato. Es uno de los protagonistas del diálogo. Hace preguntas a Jesús para informarse de primera mano. Y a su vez es preguntado. Le interesa lo que pueda suponer una amenaza para el poder que representa. Muestra un total desinterés por cualquier inquietud religiosa o filosófica. Para él Jesús es un simple incidente sin importancia. Se siente perdido ante la verdad y no quiere acabar de comprometerse con ella. Su única verdad es el poder y la fuerza. Acaba viéndose arrollado por los acontecimientos y convirtiéndose en un juguete de las pasiones de los hombres. Jesús. Jesús centra serenamente todo el proceso. De juzgado y condenado se convierte en juez. Pasa de ser un rey calumniado, malentendido, burlado, a afirmar con valentía y libertad su realeza. Aparece como una persona totalmente libre, domina la situación en todo momento. La solemnidad de la escena se impone a la tragedia. Sus palabras suenan a vida entregada. En pocas palabras condensa el significado de vida y de su actividad.

¿Cómo explicas el odio que tienen los judíos a Jesús? ¿Qué imagen de Pilato descubres en el texto? ¿Quién es Jesús para los judíos y para Pilato? ¿Cómo presenta a Jesús el evangelista? ¿Qué es lo que más te impresiona de Jesús en esta escena?

EL REINO DE JESUS El tema central de este texto es la realeza del reo. En un primer momento Jesús responde a Pilato diciendo lo que no es su reino. En un segundo momento le dice en qué consiste su reino. Su reino no es de este mundo, por lo tanto no es un peligro para Roma. Su realeza viene de más lejos (Jn 3,13). Niega todo parecido con los reyes que Pilato conoce. Al descartar la realeza que se apoya en la fuerza queda patente que no pretende ocupar el trono y que no es un rival del emperador. Jesús se presenta como rey de toda la humanidad. Su reino está abierto a todos. Su realeza se realiza en la verdad. No quiere dominar sino dar testimonio de la verdad. Así explica el significado de su vida y de su actividad. Comunica la verdad sobre el Padre, que se manifiesta en el amor sin límites, y sobre el ser humano, llamado a ser hijo e hija de Dios. Ante el odio y la violencia, Jesús presenta la alternativa del amor. No responde al odio con el odio, ni combate la violencia con la violencia. Muestra que Dios es puro amor y ajeno a toda violencia. Jesús no impone su reinado. El que lo elige lo hace por opción libre. Los que están a favor de la verdad, de la plenitud de todo ser humano, responden a su llamada.

Descubre en este texto una palabra sobre la violencia. ¿Qué alternativas propone Jesús a la Iglesia? ¿Cómo se propone el mensaje de Jesús en tu ambiente: ambiente de familia, catequesis, colegio, predicación? ¿Qué importancia das al testimonio y a los testigos para transmitir al mundo de hoy el mensaje de Jesús?