Dios es el alfarero, nosotros somos la arcilla. Vamos a ver los pasos más importantes del proceso y vamos a reflexionar sobre nosotros mismos y sobre nuestro Alfarero-Dios.

Te ofrecemos en tres documentos pdf el contenido de este tema