Teresa nos invita:

1. MIRAR A CRISTO. «No os pido más que le miréis». «Bienaventurado quien de verdad le amare y siempre le trajere cabe sí» (V. 22, 7).

2. ESCUCHAR A CRISTO «Oh Señor Dios mío, y cómo tenéis palabras de vida, adonde todos los mortales hallaran lo que desean, si lo quisiéremos buscar» (Ex. 8, 1)

3. ADORAR A CRISTO. (SU PRESENCIA EUCARISTICA) «¿Pensáis que no es mantenimiento, aun para estos cuerpos este santísimo manjar, y gran medicina aun para los males corporales?(Camino 34, 6-9).

4. SEGUIR A CRISTO.

Texto completo en el DOC PDF

CRISTO, AMIGO Y COMPAÑERO