Celebraciones y vigilias teresianas

Yo soy el agua viva

¡Oh Vida, que la dais a todos! No me neguéis a mí esta agua dulcísimo que prometéis a los que la quieren. Yo la quiero,