¡Oh Vida, que la dais a todos!
No me neguéis a mí esta agua dulcísimo
que prometéis a los que la quieren.
Yo la quiero, Señor, y la pido, y vengo a Vos.
No os escondáis, Señor, de mí, pues sabéis mi necesidad
y que es verdadera medicina del alma llagada por Vos!

(Exclamaciones IX, 2)

PARTES DE LA VIGILIA

  1. Despierta el amor (Vida 11-13)
  2. Recógete (Vida 14-15)
  3. En los brazos de Dios (Vida 16-17)
  4. Alas para amar (Vida 18-22)

Texto completo en el Doc. PDF

YO SOY EL AGUA VIVA. Vigilia de oración teresiana