Últimas conversaciones de Teresita de Lisieux

… Hermanitas, hermanitas, ¡rezad por mí!

… ¡Dios mío, Dios mío! ¡¡¡Tú que eres tan bueno!!!

… ¡Sí, eres bueno! Lo sé…

Madre, presénteme pronto a la Santísima Virgen, ¡que soy un bebé que no puede más…! Prepáreme a bien morir.

Sí, me parece que nunca he buscado más que la verdad.

Sí, he comprendido la humildad del corazón… Me parece que soy humilde.

… Y no me arrepiento de haberme entregado al Amor.

No, no me arrepiento, ¡al contrario!

¡Dios mío…, te amo…! …

Escucha la cación: ME PARECE QUE NUNCA HE BUSCADO MÁS QUE LA VERDAD

Luis Alfredo Díaz, CD: Mi vocación es el amor.