ABRIMOS SENDEROS DE ESPERANZA

Abrimos senderos de esperanza

cuando no cedemos a la confrontación,

sino que abrazamos las diferencias

para tejer juntos un futuro nuevo.

 

Allanamos las colinas del rencor

cuando dejamos paso al dolor que las alimenta

y agradecemos el recuerdo de los días plácidos

que dejaremos escritos en la memoria.

 

Elevamos los abismos de la impotencia

cuando persistimos confiadamente en la denuncia

de todo aquello que nos encadena,

a pesar del silencio de las palabras

o de los desamores que nos humillan.

 

No importa el tiempo

que necesitemos para reencontrarnos

porque es el caminar tenaz

lo que fructifica en lo oculto de los días

y en el tiempo adormecido de la espera.

De nuevo construiremos juntos

el vivir que nos libera.

 

Mar Galceran