CAMBIAR DE RUMBO

Cambiar de rumbo

cuando todo en la vida

te empuja a seguir en el mismo mar.

Y abandonar el timón a merced

de los vientos de la incertidumbre,

acogiendo dolores e incertidumbres

que desearán hacernos naufragar.

 

Cambiar de rumbo

Y resistir a las voces

que nos tientan

a seguir en el gusto

por los placeres y las seguridades.

Y cruzar los desiertos

de la indigencia con el temor

a perdernos sin encontrar

un puerto donde poder reposar.

 

Cambiar de rumbo

sin obedecer nada más

que a la propia libertad.

Y confiar que otro mar

nos espera para fundirse

en la plenitud de un océano,

donde una infinita calma

será refugio de nuestro navegar.

 

Mar Galceran