Tiempo de Cuaresma IV

Volver a la fuente,
una y otra vez,
cuando la sed aprieta.

Sed de hogar,
de confianza,
de perdón,
de esperanza,
de amor.

Volver a la fuente
cuando la sed aprieta.
Y si no aprieta
colmar el pozo del alma
hasta hacerlo rebosar.

¿Qué será, de mi vida,
si no rebosa?

Mar Galceran

Libros recomendados:

Post recomendados:

Viva el evangelio como nunca antes:

Suscríbete gratis al CIPE:

Recibe nuestro e-mail semanal. Si estás leyendo este blog será de tu interés: