• Como peregrinos, nos ponemos en camino hacia la fiesta de la Madre. Durante nueve días prepararemos el corazón.
  • No vamos solos por el camino. Junto a nosotros van miles de hermanas y hermanos, que, orientados por el Espíritu, buscan fuentes para su sed.
  • Llevamos como señal el escapulario, don de la Virgen y tarea para el camino.

PISTAS DE LUZ

  • María nos acompaña en el camino de la vida con ligereza. Nosotros seguimos a la que es «Estrella de la nueva evangelización».
  • Vamos a Dios recorriendo los senderos del mundo, siendo hombres y mujeres de nuestro tiempo, a quienes nada humano les es ajeno.

ESCAPULARIO

Vestido de los que caminan.

Ocasión para expresar nuestro amor filial a la Virgen, para asomarnos a su corazón y ver lo que vivía por dentro.

GESTO

Como recuerdo de la entrega del Escapulario, se entregan escapularios a un grupo de niños y jóvenes que participen en este primer día de camino.

INVOCACIÓN

Flor del Carmelo, Madre y Guía en el camino de la santidad.