Semana Santa: Derroche de gracia.
Tiempo para acercarnos al misterio del AMOR más entrañable.
Acoger la Palabra, los Gestos y al Vida de Jesús.
Agradecer la Eucaristía, fuente inagotable de vida.
Permanecer en callado amor junto al AMOR que se entrega
Esperanza ante el triunfo de la Vida
Tiempo para recrear la fe en el Pan partido, en la Cruz, en la Resurrección.
Tiempo de comunión, de paz, de solidaridad con toda la humanidad.

Jesé Alberto Manto, OCD