Testimonios

La confianza es la base de la vida. Hay que tener un suelo por el que andar porque a veces la tierra física, la tierra psíquica, la tierra material se hunde bajo los árboles. Hay un suelo debajo del suelo, y este subsuelo es la confianza… La confianza está siempre aquí, incluso cuando la pierdo no está muy lejos de mí. Cuando la pierdo sé que está en la habitación de al lado y que, tarde o temprano, la encontraré. Tener confianza en la vida es tener la intuición de que no se dañará a lo más querido y a aquello que no conseguimos ni nombrar. Hay que comprender que en lo profundo no estamos en peligro.

2020-10-10 Christian Bobin

CURIOSA FORMA DE PAGARNOS Me descolocaba tu justicia extraña, esa forma de medir que olvidaba las horas trabajadas. Me enfadaba con los que hicieron menos, creyeron menos, sacrificaron menos, y me indignaba contigo, que parecías no ver nada. Intentaba negociar mejor paga, algún reconocimiento, una que otra medalla. Me dolía lo injusto de tu salario. Me extrañaba lo ilógico de tus premios Me mordía –reivindicación y envidia- la suerte de los jornaleros de la última hora. Hasta el día en que yo fui el último, el más zoquete, el más frágil, el más malo, el más amado … y empecé a entender.

2020-09-21 José María Rodríguez Olaizola

\"Quien soporta el silencio negativo y despersonalizante de otros sobre sí mismos sin querer extirparlos de su error, se parece al árbol sabio que plantado cerca del arroyo, ve pasar las ramas sin raíces río abajo: no se arranca de cuajo y se echa al agua para recogerlas, sino que piensa en su interior que ya toparán con un obstáculo (una piedra en medio del lecho del arroyo o un tronco mayor atravesado en el cauce) y se pararán en su trayecto hacia la muerte y el sinsentido. En ese lugar donde les llevó la corriente comenzarán a echar raíces; y el árbol sabio se alegrará por ellas... a su debido tiempo\". EL SILENCIO. II Seminario. Desierto de Las Palmas.

2020-09-12 Ignacio Husillos Tamarit

La oración es ya una rebeldía contra la prisa dominante, pero no una oración cualquiera, sino una oración amasada de silencio hondo, de respetuosa contemplación, es decir, de verdadera escucha. Escuchar el misterio entrañable y siempre libre de Dios es el camino para encontrar nuestra originalidad, nuestro nombre, para encontrarnos en El, como en el mejor eco de nuestra más recóndita belleza.

2020-09-08 Miguel Máequez

En sueños interminables paseaba solo por estrechas calles adoquinadas; bajo el halo de una farola me levanté el cuello por el frío y la niebla, y mis ojos fueron heridos por el destello de una luz de neón que hendió la obscuridad y alcanzó el sonido del silencio. En la desnuda luz vi diez mil personas, o puede que más; la gente charlaba sin hablar, la gente oía sin escuchar, la gente escribía canciones que ninguna voz compartiría. Nadie se atrevía... a romper el sonido del silencio… «¡Bobos! –les dije–, no sabéis que el silencio crecerá como un cáncer. Escuchad las palabras que podría enseñaros; tomad los brazos que podría extender hacia vosotros». Pero mis palabras cayeron como silenciosas gotas de lluvia que resonaron en el pozo del silencio. Y la gente se arrodilló y rezó, convirtiendo al neón en su dios. Y el letrero emitió su mensaje con las palabras de que estaba formado. Y el letrero decía: «Las palabras de los profetas están escritas en las paredes de los metros y de las chabolas». Y susurradas en el sonido del silencio.

2020-09-04 Paul Simon: El sonido del silencio.

Si una persona se siente satisfecha, aunque sea pobre, bien puede ser llamada rica. Pero si alguien posee una fortuna y tiene muchos deseos, bien puede ser llamado pobre (…). Vivir con modestia, pensar con grandeza.

2020-09-04 Koji Nakano, en el contexto de Japón, escribe en: “Felicidad de la pobreza noble”.

A partir de ahora, la mayor hazaña, la más bella que tendrá que llevar a cabo la humanidad será la de responder a sus necesidades vitales con los medios más simples y sanos.

2020-09-04 Pierre Rabhi, pensador francés, de origen argelino, escribe en: “Hacia la sobriedad feliz”.

\"Pero hay algo que cada uno debe aprender antes de poder volver al lugar de donde vino, y es el amor incondicional. Cuando lo aprendáis y lo practiquéis, habréis aprobado el más importante de los exámenes (...) Dios es el amor incondicional. Después de esta ‘revisión’ de vuestra vida no será a Él a quien vosotros haréis responsable de vuestro destino. Os daréis cuenta de que erais vosotros mismos vuestros peores enemigos, puesto que ahora debéis de reprocharos el haber dejado pasar tantas ocasiones para crecer (...) hemos sido creados para una vida sencilla, bella, maravillosa”.

2020-08-01 Elisabeth Kübler-Ross

\"Dios está en el mar y, a veces, en el templo. Dios está en el dolor que queda y en el viejo que pasa, en la madre que pare y en la garrapata, en la mujer pública y en la torre de la mezquita blanca. Dios está en la mina y en la plaza. es verdad que está en todas partes, pero hay que verle, sin preguntar que dónde está como si fuera mineral o planta. has de sentirlo tú, trepando, arañando, limpiando las paredes de tu casa. Suele estar en el suburbio hasta altas horas de la madrugada, en el hospital, en casa enrejada. Dios está en eso tan sin nombre que sucede cuando algo te encanta, pero de nada vale que te diga que Dios está en cada ser que pasa\".

2020-08-01 Gloria Fuertes

“Si fuera posible sondear nuestro corazón humano, la sorpresa sería descubrir fugaz o estable, la espera de una invisible presencia”

2020-08-01 Hno. Roger

2020-08-01 Anónimo

De profesión madre… -“Soy una investigadora en el campo del desarrollo de la niñez y las relaciones humanas.” -“¿Le puedo preguntar qué es lo que hace exactamente en su campo de investigación?”, me dijo al acabar de escribir. -“Tengo un programa continuado de investigación (¿cuál madre no lo tiene?) de forma alternativa en el laboratorio y fuera del mismo (vulgarmente hubiera dicho, dentro o fuera de la casa), estoy preparando mi maestría (toda la bendita familia), ya tengo cuatro licenciaturas aprobadas (cada uno de mis cuatro hijos), le dedico una media de 14 horas al día (aunque 24 habría sonado más apropiado, pero para mi comparación menos creíble), por supuesto que como todo investigador tengo un trabajo que es mucho más desafiante que otro de cualquier carrera ordinaria y los beneficios los percibo más con satisfacciones que con dinero”. “Hace falta un corazón de ermitaño, un alma de montañero, unos ojos de amante, unas manos de sanador y una mente de rabino. Exige una inmersión total en la vida de Cristo y una concentración absoluta en el significado actual de la vida evangélica. Todo ello presupone una presencia ardiente...”

2020-07-20 Joan Chittister

No hay palabra verdadera, ni razón sin silencio. Hay un silencio hondo, más abajo de todo éxito y de todo fracaso, de toda amenaza y de todo halago que es una llamada urgente a la escucha de la vida que late pugnando por nacer. Hoy, tiempo de palabras, de discursos, de arengas, de partidos, de panfletos, de anuncios, de bla, bla, bla… nos hace falta silencio, para escuchar razones que todavía no han sido oídas, razones que están esperando silencio para ser auscultadas. El silencio es una poderosa arma frente a la prisa acelerada de nuestra impaciencia, frente a la violencia de nuestro afán vertiginoso de dominio.

2020-07-20 Silencio (Monjes en Vietnam)

A los jóvenes: “Diré una sola cosa: Abran el corazón al Espíritu. Se dirá que entonces se corre un gran riesgo: ARRIESGUEN. Habrá quien advierta: “Se van a equivocar” EQUIVÓQUENSE. No hay lección mejor aprendida que la que ha costado algún error. Equivóquense, eso les permitirá aprender mejor la lección. Y yo espero, cuando tenga algunos años más, poder constatar que mi total confianza en los jóvenes de hoy no se ha visto defraudada.”

2020-07-20 Bernardo Olivera

Los contemplativos somos… como ese minuto de silencio ¡o de aplausos! en homenaje a la Vida. Una presencia que no aparta su corazón de vosotros en su intento de latir al ritmo del mismo Amor. Presente y futuro dependen de quiénes somos para los que nos aman. Pues el amor nos permite creer que la noche engendra el día y esta fuerza nos sostiene en pie. Quisiéramos ser testigos del amor, la fe y la esperanza, que nos guían hacia la tierra de las oportunidades nunca imaginadas, de las soluciones geniales, de los sueños que nadie se atrevió a contar. Así son las cosas del Reino. Y, cuando todo pase, ojalá podáis mirar atrás y cantar con Juan de la Cruz: «¡oh noche amable más que la alborada!». Nosotras aquí seguiremos, mientras Dios quiera. El mar, el cielo, los naranjos, la A-7, el pueblo… vosotros. Un abrazo.

2020-06-10 Tere Granero, CD. Carmelo de Puzol

A los integrantes de CIPECAR. Agradezco profundamente su gran labor que realizan en la Web, es un medio por el cual encontramos un poco de respiro en este mundo tan ajetreado. Personalmente me ha ayudado en mi vida espiritual y me ha proporcionado material para mi trabajo apostólico. Dios los siga bendiciendo en su gran labor y les conceda todo lo que necesitan en estos momentos de reclutamiento por la pandemia. Con cariño desde México.

2020-05-25 Teresa Salgado A. México

No es quedarse mirando al cielo, sino mirar adelante, enviados a un mundo complejo, a compartir el pan, construir la paz y llevar una palabra que sane.

2020-05-25 jmolaizola sj

“El silencio es oro cuando es el espacio para la reflexión, para una búsqueda interior, para escuchar en profundidad. ¿Tenemos una palabra que provenga del silencio de la meditación y que nos ayude para este tiempo? ¿Una palabra creyente y orante que nos pueda guiar, que sea \"lámpara para nuestros pasos y luz en nuestro camino\"?....

2020-04-07 Saverio Cannistra, OCD

2020-04-07 Anónimo

No, al menos por ahora no la tenemos, y el reconocimiento de esta pobreza ya sería más verdadero y valioso que muchos discursos fáciles y a veces engañosos. Sin embargo, no podemos permanecer tranquilos y ociosos cuando nos falta esta luz y es nuestro deber caminar y acompañar a otras personas en el camino.

2020-04-07 Saverio Cannistra, OCD

A nosotros se nos pide algo más: … llamar a la puerta sin cansarnos hasta que un rayo de luz, un destello de cielo se abra para nosotros y nos permita andar en verdad”

2020-04-07 Saverio Cannistra, OCD

Señor, Dios, que regenerándonos en las fuentes de agua viva nos has enraizado y fundado en la caridad de tu Hijo, concédenos los frutos prometidos a los que escuchan tu Palabra.

2020-03-16 Pedro Hernández

Todos somos llamados a ser esperanza para los demás. La manera de pensar esperanzada, los lenguajes con música de esperanza, los sueños que mantienen en pie la vida, incluso las lágrimas compartidas… pueden generar esperanza.

2020-03-16 Pedro Tomás Navajas

Dios, Señor, mío, no tengo idea de adónde voy. No veo el camino ante mí. No puedo saber con certeza dónde terminará. Por lo tanto, confiaré en Ti aunque parezca estar perdido y a la sombra de la muerte. No tendré temor pues estás siempre conmigo, y nunca dejarás que enfrente solo mis peligros.

2020-03-16 Thomas Merton

El camino de la sabiduría y de la paz es la aceptación; aceptar no es resignarse ni aprobar lo que ocurre, sino sencillamente reconocerlo hasta, en el buen sentido de la palabra, rendirnos a la Vida y a lo que esta nos trae en cada momento.

2020-03-16 Enrique

Tenemos sed de respuestas, de caricias, de paz. Tenemos sed de sentido, de justicia, de transcendencia, de verdad. Y a veces tratamos de saciarla en arroyos y pozos que no pueden colmarnos.

2020-03-16 JM Olaizola sj

La alegría del cristiano brota de la escucha y de la aceptación de la Buena Noticia de la muerte y resurrección de Jesús.

2020-02-25 Papa Francisco

Cuando sabemos para qué vivimos amamos la vida. Enséñanos, Jesús, tus caminos. Vuelve a cautivarnos con tu amor.

2020-02-25 Pedro Tomás

La ceniza sugiere que la más alta dignidad de un ser humano es su capacidad de gastarse, consumirse inútilmente amando... como se pueda o se sepa. Quemarse, sí, quemarse y arder. El problema es conservarse y no arder.

2020-02-25 Miguel Márquez

Para que la nave de la Iglesia no termine encallando contra los arrecifes de la increencia y el rechazo de la proclamación misionera del Evangelio en el mundo, es precisa nuestra reconciliación como cristianos

2020-01-22 OCERI

Hay en mí un pozo muy profundo. Y en ese pozo está Dios. A veces consigo llegar a él, pero lo más frecuente es que las piedras y escombros obstruyan el pozo, y Dios quede sepultado. Entonces es necesario volver a sacarlo a la luz.

2019-10-17 Etty Hillesum

Alégrate, alma mía, que hay quien ama a tu Dios como Él merece. Alégrate con María, que proclama su grandeza. Alégrate con toda la Iglesia que canta su bondad. Alégrate con toda la creación que canta la hermosura de Dios. ¡Padre nuestro! Que nada me impida alabarte y cantar tus grandezas

2019-10-17 Pedro Tomás