Le pondrás por nombre Jesús.

Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.
No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios.
Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús.
El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra.
El Santo que va a nacer será llamado Hijo de Dios.
Isabel ha concebido un hijo en su vejez,
y ya está de seis meses la que llamaban estéril
Para Dios nada hay imposible.
He aquí la esclava del Señor;
hágase en mí según tu palabra.