EL EVANGELIO DE ADVIENTO EN CLAVE MISIONERA

Domingo, 11 de diciembre

«Id y anunciad lo que habéis visto y oído» (Mt 11,4).

Lo visto y oído junto a Jesús, eso es lo que hay que anunciar, eso es lo que el mundo está esperando. ¿Sabe mi corazón que no es lo miso la vida sin Él?

«La verdadera novedad es la que Dios mismo misteriosamente quiere producir, la que Él inspira, la que Él provoca, la que Él orienta y acompaña de mil maneras… la iniciativa es de Dios» (EG 12).

Lunes, 12 de diciembre

«¿Con qué autoridad haces esto?» (Mt 21,23)

Jesús enseña con la autoridad que el Padre le ha dado. Así vence los miedos. ¿Cómo hago presente la cercanía de Jesús y la ternura de su mirada?

«Nos entretenemos vanidosos hablando sobre ‘lo que habría que hacer’ -el pecado del ‘habriaqueísmo’- como maestros espirituales y sabios pastorales que señalan desde afuera. Cultivamos nuestra imaginación sin límites y perdemos contacto con la realidad sufrida de nuestro pueblo fiel» (EG 96).

Martes, 13 de diciembre

«Hijo, ve hoy a trabajar en la viña» (Mt 21,28)

Jesús sí fue a trabajar en la viña. Nos amó hasta el extremo. ¿Vivo con coherencia la llamada de Jesús a anunciar el Evangelio?

«Virgen y Madre María, ayúdanos a decir nuestro ‘sí’ ante la urgencia, más imperiosa que nunca, de hacer resonar la Buena Noticia de Jesús» (EG 288).

Miércoles, 14 de diciembre

«Id y anunciad» (Lc 7,22)

Jesús comunica a sus amigos lo que le ha oído al Padre: un mensaje liberador.¿Anuncio el Evangelio sin excluir a nadie, no como quien impone una obligación, sino como quien comparte una alegría?

«El amor de Cristo nos apremia» (2 Co 5,14); «¡Ay de mí si no anunciara el Evangelio!» (1 Co 9,16). (EG 9).

Jueves, 15 de diciembre

«Yo envío mi mensajero delante de ti» (Lc 7,27)

Jesús envía evangelizadores que anuncien la Buena Noticia no solo con palabras sino sobre todo con la vida. ¿Soy consciente de que soy misionero en la medida en que me he encontrado con el amor de Jesús?

«La Iglesia no puede dejar de anunciar a Jesús como Señor y Mesías» (EG 249).

Viernes, 16 de diciembre

«Las obras que el Padre me ha concedido llevar a cabo, esas obras que hago dan testimonio de mí» (Jn 5,36).

Jesús se pone de rodillas para lavar los pies. Eso da testimonio del Padre. ¿Soy consciente de que, como misionero/a, siempre cuento con Jesús? Porque Él camina conmigo, habla conmigo, respira conmigo, trabaja conmigo.

«Unidos a Jesús, buscamos lo que Él busca, amamos lo que Él ama» (EG 267).

Sábado, 17 de diciembre

«Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, llamado Cristo» (Mt 1,16)

Jesús espera a cada ser humano con los brazos abiertos. ¿Sé que estoy injertado en una historia de vida?

«No huyamos de la resurrección de Jesús, nunca nos declaremos muertos, pase lo que pase. Que nada pueda más que su vida que nos lanza hacia adelante» (EG 3).

Adviento 2016 3 de CIPE. El Carmelo