EL EVANGELIO DE ADVIENTO EN CLAVE MISIONERA

Domingo, 18 de diciembre

«Mirad, la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emmanuel, que significa Dios con nosotros» (Mt 1,23).

Jesús es para nosotros; es el Dios con nosotros. Es nuestro. Nuestra vida, por rota que esté, siempre es cuna para Jesús. ¿Cuento con María para ser discípulo/a misionero/a de Jesús?

«María es la misionera que se acerca a nosotros para acompañarnos por la vida, abriendo los corazones a la fe con su cariño materno. Como una verdadera madre, ella camina con nosotros, lucha con nosotros, y derrama incesantemente la cercanía del amor de Dios» (EG 286).

Lunes, 19 de diciembre

«Irá delante del Señor» (Lc 1,17).

Jesús nos espera en el rostro de los demás, en su voz, en sus reclamos. ¿Descubro mi vocación misionera en la disposición permanente de llevar a otros el amor de Jesús?

«Salgamos, salgamos a ofrecer a todos la vida de Jesucristo» (EG 49).

Martes, 20 de diciembre

«He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra» (Lc 1,38).

La primera motivación para que María evangelice es el amor de Jesús que ha recibido. ¿Estoy convencido/a de que la misión se encuentra hacia dentro? De la oración interior nace la oferta total: «Aquí estoy, envíame» (Is 6,8).

«Estrella de la nueva evangelización, que la alegría del Evangelio llegue hasta los confines de la tierra y ninguna periferia se prive de su luz» (EG 288).

Miércoles, 21 de diciembre

«María se levantó y se puso en camino de prisa hacia la montaña» (Lc 1,39).

María caminaba llevando en su interioridad a Jesús: fuente de alegría para todos.¿Cuál es el camino que Jesús me ofrece?

«Constituyámonos en todas las regiones de la tierra en un estado permanente de misión» (EG 25).

Jueves, 22 de diciembre

«El Poderoso ha hecho obras grandes en mí» (Lc 1,49).

María canta que lo propio de Dios es tener misericordia. ¿He descubierto que el Evangelio me invita ante todo a responder al Dios que me ama y me salva?

«A todos debe llegar el consuelo y el estímulo del amor salvífico de Dios, que obra misteriosamente en cada persona, más allá de sus defectos y caídas» (EG 44).

Viernes, 23 de diciembre

«Los vecinos quedaron sobrecogidos» (Lc 1,65)

El asombro del pueblo ante Jesús da paso al anuncio del Evangelio. ¿Descubro que, en los hermanos y hermanas que me acompañan, es el Espíritu quien me evangeliza?

«Con el Espíritu Santo, en medio del pueblo, siempre está María. Ella es la Madre de la Iglesia evangelizadora y sin ella no terminamos de comprender el espíritu de la nueva evangelización» (EG 284).

Sábado, 24 de diciembre

«Bendito sea el Señor, Dios de Israel, porque ha visitado y redimido a su pueblo» (Lc 1,68)

Siempre que nos visita Dios se llena de alegría el corazón. ¿Entiendo la oración como diálogo de amistad con Dios en el que se afianza el envío misionero recibido en el bautismo?

«La Palabra de Dios enseña que en el hermano está la permanente prolongación de la Encarnación para cada uno de nosotros» (EG 179)

Adviento 2016 4 de CIPE. El Carmelo