El animador da la bienvenida y acoge a todos los participantes.

Canto:

Es la Virgen del Carmen nuestra abogada, que en penas y en peligros graciosa ampara (bis). Viva María, viva el Carmelo, viva el Escapulario, prenda del cielo (bis).

Mirada a la Virgen del Carmen:

El animador invita a todos los presentes a mirar durante unos momentos la imagen de la Virgen del Carmen.

«Pues eres toda hermosa / ¡oh Madre amada! / No quiero otra cosa / que tu mirada».

Saludo a la Virgen del Carmen:

Buenos días, Virgen del Carmen. Por ti madrugamos. Queremos encontrarnos con la luz de tu mirada. Contigo la mañana es mañana de luz y de esperanza. Gracias por todo. Eres un regalo. No hay llanto en la tierra que no pase por tus manos. No hay gozo en que no brille tu luz. No hay esperanza que no se recree en tu fuente. No hay oración que no pase por tus manos. Gracias por vestirnos con tu Escapulario, signo de fe, de alegría, de servicio. Gracias por hacer de nosotros una familia.

MISTERIOS DE LA LUZ

María es la mujer llena de luz. En ella comenzó a brillar la luz. María es luz para todos los peregrinos.

Canto al Espíritu:

Invocamos al Espíritu para dejar la ausencia y entrar en la presencia de Dios y de María. Espíritu Santo, ven, ven. Espíritu Santo, ven, ven. Espíritu Santo, ven, ven. En el nombre de Jesús.

Hacemos presentes a las personas por las que queremos rezar este rosario.

PRIMER MISTERIO: EL BAUTISMO DE JESÚS EN EL JORDÁN

Símbolo: Una luz (con María, la llena de luz, nos abrimos a la gracia)

Gesto: Manos abiertas, humildes, capaces de recibir.

«Quién más amigo de dar que Dios, si tuviese a quién?» (Santa Teresa).

Canto: Mientras recorres la vida…

Rezo de avemarías…

SEGUNDO MISTERIO: LA AUTOREVELACIÓN DE JESÚS EN LAS BODAS DE CANÁ

Símbolo: Recipiente con agua. (Con María, la mujer creyente, entramos en la fiesta de Dios)

Gesto:Ojos cerrados para sentir la presencia de María en el corazón.

«El miedo llamó a mi puerta, Salió la fe a abrir y no había nadie» (Luther King).

Canto: Salve María, flor del Carmelo, dulce consuelo del mortal. Guía a tus hijos, Madre adorada, a la morada celestial, a la morada celestial.

TERCER MISTERIO: EL ANUNCIO DEL REINO DE DIOS INVITANDO A LA CONVERSIÓN

Símbolo: Se introduce la Palabra de Dios (Con María, guardamos la Palabra en el corazón).

Gesto: Beso del Escapulario.

«El escapulario es un signo de comunión recíproca entre María y los fieles» (Juan Pablo II)

Canto: Virgen del Carmen bella, /Madre del Salvador, /de tus amantes hijos /oye el cantar de amor (bis). Dios te salve María, / del Carmen bella flor. / Salve esperanza mía, /salve raudal de amor (bis).

CUARTO MISTERIO: LA TRANSFIGURACIÓN

Símbolo: Se ofrece un ramos de flores (Con María, la oyente del amor, acogemos asombrados los dones de Dios).

Gesto: Manos unidas, como una barquilla que danza entre las olas.

«La familia del Carmelo es una parábola de comunión para el mundo».

Canto:

Hoy te quiero, cantar, /hoy te quiero rezar, /Madre mía del Cielo.

Si en mi alma hay dolor /busco apoyo en tu amor /y hallo en ti mi consuelo.

Hoy te quiero cantar, /hoy te quiero rezar, /mi plegaria es canción.

Hoy te quiero ofrecer lo más bello y mejor /que hay en mi corazón.

Hoy te quiero ofrecer lo más bello y mejor /que hay en mi corazón.

QUINTO MISTERIO: LA INSTITUCIÓN DE LA EUCARISTÍA

Símbolo: Una hogaza de pan (Con María, pan partido y repartido, entregamos la vida).

Gesto: Dar la paz a los que tenemos cerca.

«Lo que gratis habéis recibido, dadlo gratis» (Evangelio de San Mateo).

Canto: Te vengo a pedir…

LETANÍAS A LA VIRGEN DEL CARMEN

María, mujer de fe, que viviste siempre abierta a Dios

SANTA MARÍA… RUEGA POR NOSOTROS.

María, Madre del tiempo nuevo, esperanza para el camino

SANTA MARÍA… RUEGA POR NOSOTROS.

María, fuente y vida nuestra, muéstranos a Jesús, llévanos a El

SANTA MARÍA… RUEGA POR NOSOTROS.

María, que nos muestras y nos llevas a Jesús

SANTA MARÍA… RUEGA POR NOSOTROS.

Maria, cuida a las Cármenes. Que te lleven no solo en el nombre sino también en el corazón

SANTA MARÍA… RUEGA POR NOSOTROS.

María, que ofreces tu ternura a los enfermos y a los más pobres

SANTA MARÍA… RUEGA POR NOSOTROS.

María, que siempre proteges a los hombres y a los más pobres

SANTA MARÍA… RUEGA POR NOSOTROS.

María, que siempre cuidas a los hombres y a las mujeres del mar,

SANTA MARÍA… RUEGA POR NOSOTROS.

María, estrella de la nueva evangelización, que animas la acción evangelizadora de la Iglesia.

SANTA MARÍA… RUEGA POR NOSOTROS.

María, que nos has entregado el regalo del Escapulario, el encanto de tus virtudes.

SANTA MARÍA… RUEGA POR NOSOTROS.

María, Madre del Carmelo, protege a todos los que en estos días te hemos mirado con cariño.

SANTA MARÍA… RUEGA POR NOSOTROS.

Canto de despedida:

Salve Madre en la tierra de tus amores…