Adviento IV

En la oscuridad de los días,
en los miedos que nos destruyen,
en el hedor y la suciedad de nuestro corazón,
en las heridas del alma, 
en el seno de la existencia.

La ternura se ha hecho vida,
humanidad frágil,
resplandor de alegría,
claridad de inocencia,
bálsamo de placidez, 
Amor necesitado.

De ti, de mí, de nosotras,
para construir
en ti, en mí en nosotros
un futuro nuevo de esperanza
un compromiso con la justicia
un hogar común y digno para todos, 
sin fronteras.

La paz serena que nos hermane
 y la compasión que nos humanice.

Ser Navidad es acoger en nuestra vida al amor necesitado.

Feliz Navidad!. Mar Galceran

Libros recomendados:

Post recomendados:

Suscríbete gratis al CIPE:

Recibe nuestro e-mail semanal. Si estás leyendo este blog será de tu interés:

He leído y acepto la política de privacidad