Corazón con alas rotas. José-Manuel Montesinos

Letra y música: José-Manuel Montesinos

Cabe todo el universo
dentro de mi habitación
y se asoma a mi balcón
este mundo y su reverso.
En mi soledad converso
con mi Dios, que es compañía.
En la claridad del día
yo le elevo mi plegaria
y, en la noche solitaria,
mi silencio y mi agonía.

Hay en la puerta de al lado
un santo y un pecador,
una angustia y un dolor
y un consuelo confinado,
un amor desamparado
y una fe desesperada.
Hay un alma enamorada
en cada pecho de orante
y, en la vida clausurada,
libertad apasionante.

Vuela, vuela, corazón
con alas rotas;
disolviéndose en mil notas,
vuele alto tu canción.

Vuela, vuela, corazón
de los humanos;
agitando las dos manos,
suba al Cielo tu oración.

Canta el pájaro en el nido
y la flor crece en el prado
y susurra el mar salado
por el aire sin ruido.
El planeta malherido
va buscando quién repara
nubes blancas y agua clara,
cielo azul y verde valle.
Solo el hombre por la calle
lleva máscara en la cara.

Vuela, vuela, corazón
con alas rotas;
disolviéndose en mil notas,
vuele alto tu canción.

Vuela, vuela, corazón
de los humanos;
agitando las dos manos,
suba al Cielo tu oración.

Los ángeles de la guarda
nos sostengan en el vuelo
y nos lleven hasta el Cielo
donde el Padre Nuestro aguarda.
Si el encuentro se retarda,
o perdiste el Norte fijo,
corazón, busca el cobijo,
como el Cantar nos enseña,
en los huecos de la peña,
que es el Corazón del Hijo.

Vuela, vuela, corazón
con alas rotas;
disolviéndose en mil notas,
vuele alto tu canción.

Vuela, vuela, corazón
de los humanos;
agitando las dos manos,
suba al Cielo tu oración.

Libros recomendados por CIPE:

Post recomendados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *