octubre 4, 2017

27 Domingo del Tiempo Ordinario

Lectura orante del Evangelio: Mateo 21,33-43 “¡Oh Redentor mío, que no puede mi corazón llegar aquí sin fatigarse mucho! ¿Qué es esto ahora de los