agosto 25, 2020

Domingo XXII del tiempo ordinario

Lectura orante del Evangelio: Mateo 16, 21-27 “Comencemos, hermanos, a servir al Señor, porque hasta ahora poco o nada hemos hecho” (San Francisco).   Comenzó Jesús