julio 19, 2013

Cuando Dios lo quiere

Hace unos días me ha enviado una amiga un poema de Walt Whitman, que se me ha colado dentro y quiero compartir con vosotros: Permanezco

El domingo y Dios

El presbítero Saturnino, experimentando las torturas en su cuerpo, fue llevado ante el procónsul. Tú, le dijo, has obrado contra el mandato de los emperadores